Compartir

Se trata de la única parada que hace este certamen mundial en España, pues según su director, Achille Sassoli, “es la localización perfecta para llevar a cabo algo así”, por su “fantástica cultura gastronómica y su clima”.

En la primera de las ocho etapas que incluye la competición, que se celebró en Roma en mayo, se produjeron 5.700 kilos de “gelato” y participaron cerca de 130.000 personas, por lo que las expectativas depositadas en la que se ha convertido en sede española del helado durante tres días “son muy altas” para la organización.

Los dieciséis heladeros con establecimiento en España, previamente elegidos por un jurado, tendrán que poner todo su empeño en elaborar el mejor helado y conseguir una de las tres plazas que corresponden a los tres finalistas de cada país, para acercarle un paso más al título de ganador mundial.

Uno de los aspirantes, Javier Das, propone una mezcla de leche, canela, corteza de limón y yema de huevo, que componen el helado de mantecado, un “clásico” valenciano que es uno “de los más demandados en su heladería”, además del de chocolate, premiado en la feria de 2007 del helado Alicante.

Das defiende el helado artesano que se compone en su totalidad de productos naturales, mientras que el industrial está hecho con grasas y “fundamentalmente aire”.

Y es que, además de proclamar a uno de los participantes como ganador, con este certamen se pretende difundir la cultura artesanal en el mundo, de manera que la gente sepa qué es realmente un helado artesano y qué características tiene.

En este sentido, Das considera que con este certamen se lleva a cabo un “impulso” para que la gente aprenda la cultura del helado, pues los asistentes podrán degustar los helados, así como asistir a demostraciones impartidas por profesionales de Carpigiani Gelato University y conocer la historia y evolución del helado.

No obstante, en España son ya 2.500 las heladerías artesanales, con un crecimiento de un 20 % que, según la responsable de comunicación del grupo Carpigiani, uno de los organizadores, y vicepresidenta de la fundación, Valentina Righi, ha tenido lugar en los últimos años y pese a la crisis.

“La gente no quiere renunciar a un buen helado ni a la satisfacción que produce comérselo”, asegura Righi.

La Gelato University Carpigiani es la más prestigiosa escuela del mundo en el sector de la heladería artesanal, que cuenta con trece ubicaciones en los cinco continentes.

Es por este evidente interés en la industria de la pastelería artesanal por lo que organizan el primer certamen de este tipo, junto a Sigep, un salón considerado la feria más importante a nivel mundial en el sector del helado artesanal.

Los próximos destinos de la competición son Melbourne (Australia), Dubai (Emiratos Árabes), Sao Paulo (Brasil), Austin (EEUU), Shangai (China) y Berlín (Alemania) y se pondrá el broche de oro en la gran final en Rimini (Italia), en el mes de septiembre de 2014.

Alba Martínez.