Compartir

Ellos han querido pedir perdón a su hija por si en algún momento no se ha sentido “apoyada o comprendida” y dejan en sus manos “la voluntad de perpetuar” esta situación de enfrentamiento familiar.

Los padres de la excampeona olímpica han roto hoy su silencio que mantenían “para no perjudicar ni entorpecer cualquier posibilidad (por remota que ésta fuere) de recuperar la paz familiar, que es, y ha sido siempre, nuestro objetivo y más preciado deseo”, dice la nota.

El comunicado de los padres de la ex tenista se produce una semana después de que la Audiencia de Barcelona haya decidido imputar al padre y a un hermano -Javier Sánchez Vicario- de la deportista tras admitir un recurso de ésta.

Sin embargo, lejos de producirse un acercamiento entre ellos, Arantxa ha respondido al comunicado de sus padre con una escueta nota: “Nuestra Valoración sobre el comunicado de prensa del día de hoy 3-07-2013 de la familia Sánchez Vicario: no entendemos nada, vemos nerviosismo, precipitación, y una huida hacia adelante; los hechos hablan por sí solos. Sin más comentarios”.