Compartir

“Hace tres años no pude estar aquí y en mi lugar había una silla vacía. Hoy digo que Cuba será libre gracias no a sus gobernantes sino a la voluntad de los ciudadanos”, señaló el disidente, que recibió el aplauso de los eurodiputados.

Fariñas, que recibió el premio del vicepresidente del PE Giani Pitella, levantó el diploma con la mano izquierda y alzó el puño derecho, una acción que dijo “simboliza la fuerza de la esperanza que la democracia llegará algún día al pueblo cubano”.