Compartir

El matrimonio formado por Beyoncé y Jay-Z no escatima en regalos para su pequeña Blue Ivy. La tratan como una princesa, y como tal no han dudado en regalarle una corona de diamantes. Un detalle que se suma a la larga y lujosa lista que abarca todo tipo de objetos. Sonajeros y muñecos con diamantes de la famosa joyería Tiffany, un caballito balancín de oro macizo valorado en más de 300.000 euros o una barbie de 60.000 dólares. Todo ello para una niña de apenas 17 meses. Esperamos que la pequeña Blue Ivy tenga mucho cuidado cuando invite a sus amigos a jugar con ellos.