Compartir

Si por algo se caracteriza España es por la gran variedad y tipología en cuanto a su gastronomía se refiere. Es un hecho que la comida mediterránea es una de las mejores valoradas en todo el mundo, y para países bañados por el Mediterráneo, como Francia, Italia o España, sin duda es algo que atrae una gran cantidad de turistas cada año.

En el caso de España, nos encontramos con que el jamón serrano es un gran atractivo gastronómico, pero no solo para los turistas extranjeros, sino para los propios habitantes del territorio nacional. El jamón es una de las señas de identidad del país, pero no todos los jamones son iguales, ni se tratan de la misma manera ni tienen el mismo sabor. Es por ello que queremos desentrañar algunos de los secretos de este alimento.

2¿Cómo colocar un jamón en el jamonero?

Otra cuestión habitual suele ser cómo colocar un jamón en el jamonero de forma adecuada. Se trata de una pregunta cuya respuesta depende del tipo y la frecuencia de consumo que le vayamos a dar. Por lo general, el consumo habitual que se hace del jamón es en casa. Es decir, se trata de un consumo prolongado en el tiempo, y su forma de colocación dependerá del punto de curación en el que se encuentre. Si el jamón está muy curado, lo más recomendable es empezar por la parte más estrecha (babilla), para evitar que se seque. Si por el contrario, le falta curación a la pieza, se puede empezar por uno u otro lado, aunque según varios expertos, como es el caso de la marca Moniberic, opinan que lo mejor en este caso es empezarlo también por la babilla. Y, para colocarlo correctamente, la pezuña se pone mirando hacia abajo.

En los casos en los que el jamón se vaya a consumir en un evento, es decir, que se vaya a hacer un consumo continuado durante el día o varios días, se suele empezar por la maza o parte más ancha. Esta es la parte del jamón más jugosa, y como se consumirá en poco tiempo, no se quedará seca, como sí podría pasar con su consumo en casa. Y, además, sabiendo la importancia de la imagen en los eventos, la maza del jamón es la parte que más llama la atención visualmente. Y al contrario que para su consumo en casa, en este caso se haría colocando la pieza con la pezuña mirando hacia arriba.