Quantcast

Trucos para que el desodorante “no te abandone”

-

Todos solemos hacer uso del desodorante, un producto que utilizamos a lo largo de todo el año. Sin embargo, puede que sufras de sudoración excesiva y el producto que hasta ahora te estaba funcionando te abandone, sobre todo cuando te sometes a altas temperaturas.

Según ha mostrado el primer Estudio sobre las Percepciones de los Olores realizado por la marca de desodorantes Rexona, el 73 % de los encuestados cree que el sudor es el olor más desagradable, por delante de otros olores como a cañería atascada (52,5%), a comida en mal estado (43,5%) y al humo de los vehículos (30,6%).

El desodorante es de esos productos que no pueden faltar en tu lista de artículos de aseo personal. Como la mayoría de los cosméticos, deben elegirse según sus componentes, aromas y calidad.

Sin embargo si realizas ciertas acciones puedes lograr que el desodorante te abandone, perdiendo todo su efecto en poco tiempo.

Hay uno para cada tipo de piel y necesidad, pero por más potentes que sean, su efecto no será 100% confiable si no los aplicas de la manera correcta. ¿Alguna vez habrás sudado o experimentado irritación o mal olor pese a haberlo utilizado?

1
Errores comunes que hacen que el desodorante te abandone

Entre ellos te vas a encontrar los siguientes:

  • Aplicarlo una sola vez al día y sobre la piel húmeda: No, una vez no es suficiente, aunque en la promoción te diga que su efecto dura entre 12 y 24 horas. Úsalo en la noche, antes de dormir, y en la mañana, antes de salir. Báñate o lávate, y seca muy bien tus axilas antes de aplicarlo.
  • Emplearlo como antitranspirante: Aunque muchos dicen ser antitranspirantes, no te confíes, especialmente si tu PH es fuerte o sudas demasiado.

Recuerda que el desodorante evita los olores y el antistranspirante previene el sudor en esa zona.

Si no puedes comprar ambos productos por separado, al menos asegúrate que el desodorante que escojas realmente cumpla las dos funciones.

Atrás
Comentarios de Facebook