Compartir

La red ofrece innumerables ventajas y es un canal perfecto para aumentar nuestros conocimiento. Sin embargo, hay que seguir unos consejos para hacer un buen manejo del mismo y evitar el riesgo de sufrir fraudes o estafas

 

Internet ha sido uno de los grandes cambios que ha experimentado la sociedad en los dos últimos siglos. Considerado por muchos como una nueva revolución, al igual que sucedió con la revolución industrial, el paso del siglo XX al siglo XXI ha estado marcado por Internet, su implantación, utilización, popularización y expansión en todos los campos de la sociedad. Internet es, en la actualidad, un concepto tan amplio y complejo que hay que delimitar para poder hacer un uso correcto del mismo.

 

Sobre todo para todas aquellas personas que, en pleno siglo XXI, no están familiarizadas con su uso. Para ellos, independientemente de que sean personas mayores o jóvenes sin formación en este tipo de tecnología, hemos preparado una serie de consejos y tips a tener en cuenta para utilizar internet de una forma segura y útil. Los primerizos, antes de tirarse de golpe a la piscina, tienen que saber los aspectos básicos de la red.

 

Así, por ejemplo, unas de las primeras cosas que hay que tener en cuenta a la hora de manejar la red de forma correcta es saber en qué consiste internet. De este modo, es importante saber que Internet es una herramienta, por lo que la buena o la mala utilización que se haga de ella dependerá de las personas. Así que cuidado con lo que queremos hacer con y en la red.

 

En el portal InternetPasoaPaso.com ofrecen una gran cantidad de manuales, guías y reseñas sobre consejos a la hora de utilizar internet. A continuación vamos a resumir algunos de los consejos que hay que seguir para no morir en el intento:

 

  1. Importancia de los buscadores. Los buscadores son aquellas webs que nos permiten realizar búsquedas en internet sobre los aspectos que más nos interesan y acceder a diferentes webs a través de sus resultados. Los más usados en España son Google, Bing y Yahoo.
  2. Cuentas y datos personales. Al navegar por internet, ofrecemos una gran cantidad de datos sobre nuestros hábitos de consumo, gustos e intereses. Hay que tenerlo en cuenta a la hora de acceder a una web y ser consciente de que al entrar en una página aceptamos que las empresas que hay detrás de ellos hagan uso de nuestros hábitos de navegación. Además, lo normal es tener un correo electrónico instalado de forma automática en nuestro navegador, por lo que hay que tener cuidado a la hora de acceder a las webs: todas tienen que ser confianza.
  3. Cuidado con lo que te instalas desde internet. Algunas páginas piden que para seguir navegando en su web hay que descargarse algún tipo de archivo para mejorar el funcionamiento de la mismo y tener acceso a toda la información. Desconfía de estas webs, ya que lo normal es que estos archivos sean programas con los que controlar de forma remota tu ordenador.
  4. No compres en cualquier web. El comercio online se ha disparado en los últimos años. Seguro que tus amigos o hijos te cuentan que compran cada semana a través de Internet. Sin embargo, no todas las páginas son de confianza, así que no te lances a la aventura y compres en una web que no sea de confianza. Al introducir el número de tu tarjeta de crédito o de débito estás facilitando información muy sensible que puede ser utilizada por terceros en caso de ser estafadores. Así que sólo compra en webs donde ponga “https:” en lugar de “http:”. Además, en la barra de dirección debe aparecer siempre el símbolo de un candado.
  5. Cuidado con los emails que llegan a tu correo. Al crear una cuenta de email tenemos la ilusión de recibir mensajes de conocidos y poder entablar conversaciones. Sin embargo, también son muchas empresas de estafadores que envían correos masivos con el objetivo de instalar virus en tu ordenador. Así que nunca abras un email desconocido y, mucho menos, hagas click en sus enlaces.
  6. Lee todos los avisos que encuentras por internet. En internet, como en informática, hay que leer los mensajes y ventajas que aparecen durante la navegación. Esto nos evitará muchos problemas y nos hará evitar riesgos. Así que dedica tiempo a leer todos los mensajes que te aparezcan para saber y conocer qué es lo que estás haciendo y lo que te están pidiendo.
  7. Instala un antivirus. Es importante tener un antivirus instalado para evitar ataques externos.

 

En definitiva, los que se inician en el uso de Internet tienen que tener en cuenta algo tan sencillo como utilizar el sentido común. No hay que nada que no haríamos en la vida real. Y es que, aunque parece que internet es algo intangible, hoy es tan real como cualquier otra cosa. Así que utiliza el sentido común. Y, por ello, debes ayudar en todo lo posible al resto de usuarios de la red. Así que si te enteras de algo importante compártelo.