Compartir

La psicología despierta mucho interés en la actualidad, pero muchos estudiantes que deciden cursar esta carrera, tienen la firma convicción de que la única salida laboral que tienen sus estudios es la de psicólogo clínico. Pero la realidad es bien distinta y son muchos los ámbitos de aplicación de esta profesión

La psicología es una ciencia bastante reciente, y puede que esta sea la causa responsable del desconocimiento de sus posibles aplicaciones. Cuando alguien comenta que es psicólogo o que está estudiando esta carrera, a todos le viene a la cabeza la imagen del psicólogo clínico, aquel que realiza sesiones de psicoterapia. Pero hay más posibilidades, muchas más.

La psicología en nuestro país

El grado en psicología en España, actualmente, es una carrera de formación generalista. Esto quiere decir que se trabajan los contenidos generales de casi todas las salidas profesionales de un psicólogo, pero no son tratados ninguno de ellos con la profundidad necesaria. Por lo tanto, no se alcanzan los contenidos y las habilidades para ejercer esta profesión con soltura.

Sin embargo, existen amplio abanico de masters en las áreas de mayor demanda con los que sí se pueden alcanzar el necesario grado de especialización. Ejemplo de esto son los masters en psicología de Isfap que se localizan tras este enlace y que se pueden hacer completamente online.

Poder optar a este tipo de formación y especialización que se imparte 100 % por internet es una gran ventaja para que los estudiantes puedan continuar sus estudios y acceder a la especialización necesaria con la que dedicarse al área de la psicología que sea de su interés.

La web de isfap.com se posiciona en la actualidad como el máximo exponente de la formación de calidad en cursos de psicología y másteres online en Psicología, ofreciendo a sus alumnos diferentes niveles de enseñanza que cubren áreas específicas dentro de esta área formativa.

A todos aquellos que no tienen muy claro cuáles son las salidas profesionales de los psicólogos les interesará leer este artículo.

Entre estas salidas, las más destacadas hoy día son las de mediación familiar, psicología en el medio social, violencia de género, psicooncología y psicología forense, pero no son las únicas, hay muchas más.

Salidas profesionales más habituales

En este apartado se van a ver las salidas profesionales más deseadas y aquellas que tienen una mayor demanda.

Psicología clínica y psicoterapia

La psicología clínica y la psicoterapia están relacionadas con el trabajo del psicólogo en consulta. Es la salida profesional que todos conocen y que se acepta como el rol natural del psicólogo. Para poder ejercer como psicólogo en consulta, ya sea a nivel público o privado, además de hacer el grado, se deben acceder a formación complementaria enfocada al área en el que el profesional quiera especializarse: mediación familiar, psicología infantil, violencia de género

Psicólogo en recursos humanos

Esta la salida profesional es, quizás, la menos buscada por los estudiantes, sin embargo, es una de las que más demanda tiene en el mercado empresarial actual.

Existe una clara falta de profesionales de la psicología para trabajar en el sector de recursos humanos de las organizaciones y empresas. Para este tipo de trabajo, es conveniente contar con una formación especializada, como un máster o curso específico, aunque no es obligatorio para ejercer en las empresas como técnico de selección, dinamizador de grupos o mediador de conflictos laborales dentro de una compañía.

Es una buena opción para aquellos que terminan la carrera y no pueden permitirse seguir estudiando en una especialización de su interés sin ponerse a trabajar, por lo que pueden compatibilizar este trabajo con la formación online. También es muy interesante para aquellos psicólogos que se sienten atraídos por las tareas administrativas y el entorno empresarial.

Psicólogo en educación

La psicología en el ámbito educativo juega un papel esencial en la sociedad. Se ocupa de la prevención, el diagnóstico y el tratamiento de las dificultades de aprendizajes, distintos tipos de patologías o necesidades educativas del alumnado, ya sean a nivel grupal o individual. Así mismo, el psicólogo educativo es el responsable de la orientación y el asesoramiento vocacional y profesional del estudiante.

Para trabajar como psicólogo educativo sí se está habilitado al finalizar el grado de psicología, en contraposición a la psicología clínica. Si se quiere trabajar en la escuela pública, se deberá acceder mediante el sistema de concurso-oposición. Otra opción probar fortuna en la escuela privada acudiendo a los procesos de selección de personal.

Intervención social

El psicólogo que se dedica a esta área trabaja con diferentes colectivos para conseguir la inserción social. Tienen distintas funciones en relación con el lugar donde se trabaje, pero lo que hay en común este puesto es que se trabaja con colectivos especiales o desfavorecidos por alguna razón.

Para este trabajo también se está habilitado al acabar la carrera de psicología, aunque una formación adicional, como un master o un curso especializado, ayudará a estar mejor preparado para comprender las necesidades de estos colectivos.