Quantcast

Cómo hacer una tarta de queso sin horno

-

La tarta de queso es sin duda uno de los postres más clásicos de nuestra gastronomía, de hecho no hay solo una tarta de queso sino muchas y a cada cocinero le gusta darle su toque personal.

Las hay que se elaboran en el horno, pero otras como las que os traemos hoy ni siquiera tienen que dar este paso, son refrigeradas y se caracterizan por ser tartas muy ligeras.

Lo único que está claro es que el ingrediente principal tiene que ser el queso. Pero evidentemente hay muchas clases de quesos, así que podemos elaborar nuestras tartas con requesón, queso quark, queso crema, azul, ricota, Idiazábal, Gruyere, etc. Imaginaos la cantidad de sabores diferentes que solo con este ingrediente base podemos obtener de la tarta de queso.

2
La cheesecake más famosa del mundo es la de Nueva York

Hacia el 1872, en Philadelphia un quesero de nombre Mr. Lawrence de Chester, trabajaba en encontrar una mezcla más suave del queso de tipo Neufchatel, por pura casualidad consiguió una mezcla suave y cremosa que hoy conocemos como queso Philadelphia.

Este queso es el ingrediente indispensable para preparar la Cheesecake de Nueva York que se acompaña de mermeladas de frutos rojos, de frambuesa o de sirope. Hay quien afina y coloca el origen de esta tarta en el restaurante Lindy’s de la Séptima Avenida. Su inventor habría sido un emigrante berlinés llamado Leo «Lindy» Lindemann.

Comentarios de Facebook