Quantcast

Por qué deberías evitar beber agua cuando tomas dulces

Lo cierto es que un vaso de agua no suele ser lo que más apetece cuando estamos tomando dulces. Más bien solemos acompañarlos con un café, un chocolate caliente o un vaso de leche. Pero hay ocasiones en las que, por lo que sea, nos tomamos el donut, la palmera de chocolate o el bollo con un vaso de agua. Para no atragantarnos al comer. Aunque el agua es básica para nuestro organismo y tener buena salud, hay ocasiones en las que es mejor no beberla. 

Y esta es precisamente una de ellas. Hasta dos terceras partes de nuestro organismo están compuestas de agua, y los beneficios para el cuerpo humano de ingerir esta sustancia son innumerables. Pero combinada con ciertos alimentos, como es el caso de los dulces, beber agua podría incrementar los niveles de azúcar en sangre y, por tanto, resultar perjudicial para nosotros.

Agua antes, durante y después

dulces

La revista científica estadounidense Clinical Nutrition ESPEN publicó en el año 2018 un estudio titulado “Drinking water with consumption of a jelly filled doughnut has a time dependent effect on the postprandial blood glucose level in healthy young individuals”. En el estudio, un grupo de científicos de una universidad americana descubrieron que consumir agua y dulces al mismo tiempo elevaban de forma alarmante el nivel de glucosa en sangre.

La metodología del experimento fue muy simple. Seleccionaron a 35 personas a las que les dieron donuts para comer. Las dividieron a su vez en cuatro subgrupos: uno tomaba agua antes, otro durante y otro después de ingerirlo. El otro grupo, el cuarto, no bebía agua en ningún momento.  

Comentarios de Facebook