martes, 22 septiembre 2020 4:31

Más de la mitad de las gafas de sol vendidas en España son falsificaciones

Más de la mitad de las gafas de sol que se venden en España son falsificaciones, según ha resaltado la Federación Española de Asociaciones del Sector Óptico (FEDAO). “En un año especialmente duro para el retail, esta venta no regulada genera un perjuicio altísimo a los fabricantes y distribuidores de gafas de sol del país”, advierten.

De acuerdo con sus cifras, solo el 16,9 por ciento de las gafas de sol vendidas en España se realiza por el canal óptico y tres de cada cuatro se venden en el ‘top manta’. No solo las que se pueden comprar en canales no regulados, sino que también algunas de aquellas expuestas y vendidas en comercios y otro tipo de establecimientos.

“El problema a la hora de usar este tipo de gafas de sol no homologadas reside en que la lente, que cuenta con un tinte que la oscurece, haciendo que la pupila se dilate más, y al no disponer de filtro de luz UV, los rayos penetran en mayor medida hasta la retina”, señalan desde la patronal.

Por ello, los profesionales sanitarios recuerdan que antes de utilizar cualquier gafa no homologada sería mejor prescindir de su uso, ya que el ojo cuenta con un sistema natural de protección que contrae la pupila ante la luminosidad excesiva, impidiendo que la radiación penetre en mayor medida.

Además del consabido problema sanitario, el sector lleva años reclamando la vigilancia y cierre de puestos como los del ‘top manta’, ya que afectan directamente a sus intereses comerciales por permitir la venta de gafas de sol de imitación, que no cumplen con la normativa sanitaria, delante de sus establecimientos.

“Se trata de un problema sanitario y económico. Podría decirse incluso que es un problema de salud pública dado que se está generalizando la venta de estas gafas a clientes que desconocen que esos productos pueden afectar seriamente al estado de su salud visual, al tiempo que se está permitiendo una venta ilegal que no conlleva impuestos ni beneficios para las arcas públicas”, explica el presidente de la Asociación Española de Fabricantes de Óptica (AEO), Pedro Rubio.