Quantcast

Expertos advierten de que España tiene una baja tasa de vacunación

España no alcanza a cumplir las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) con una tasa de vacunación frente a la rabia “muy por debajo” de la recomendada, según han resaltado expertos de MSD Animal Health con motivo de la ‘Semana de la Lucha frente a la Rabia’ y trabajando con el objetivo ‘Rabia cero en 2030’.

La rabia es considerada como una de las zoonosis más importantes en el mundo. Anualmente produce la muerte de aproximadamente 55.000 personas en el planeta y tiene como principales víctimas a niños de los países en desarrollo, siendo África y Asia los continentes más afectados.

La infección se transmite fundamentalmente por mordedura de perro. De hecho, el 95 por ciento de los casos de rabia humana ocurren por contacto con un perro infectado. El desarrollo de la infección es similar en todas las especies, incluido el hombre, y se caracteriza por un largo periodo de incubación de hasta 6 meses.

España ha estado libre de rabia terrestre desde el año 1978 a excepción del caso importado de Marruecos declarado en junio de 2013 en Toledo y los recientes casos de 2019 en Ceuta y 2020 en Melilla. Según estudios recientes, la rabia está considerada como una enfermedad reemergente a nivel mundial debido a la aparición de nuevas variantes del virus que están aumentando el número de reservorios. En España, una de esas variantes (European Bat Lyssavirus I) se encuentra circulando en murciélagos insectívoros.

Estas nuevas variantes pueden transmitirse y producir cuadros de rabia tanto en animales de compañía como en humanos dando lugar a cuadros indistinguibles clínicamente del producido por el virus rábico clásico. Esto hace que los esfuerzos para erradicar o eliminar la infección en animales domésticos se hayan complicado de forma importante y la vacunación de las mascotas cobre más importancia aún si cabe.

Afortunadamente existe vacuna para ayudar a prevenir esta enfermedad en nuestras mascotas: gatos, perros y hurones que son los más susceptibles. El Comité de Expertos de la OMS en rabia recomienda que se practique anualmente la inmunización de todos los perros comprendidos entre tres meses y un año de vida, con una revacunación anual ya que no se dispone generalmente de información exhaustiva sobre el estado de inmunización de cada individuo.

Sin embargo, en España no existe un protocolo de vacunación uniforme en todo el país y no es obligatoria en algunas comunidades del territorio nacional. En Galicia, por ejemplo, en 2019 solo se vacunaron al 9,37 por ciento de los perros identificados con microchip que viven en esta comunidad autónoma. Un porcentaje muy inferior al considerado necesario para garantizar la inmunización de colectivo tal como instan las autoridades sanitarias con competencias en salud pública (OMS) y sanidad animal (OIE).

Así, alertan de que llegar a un porcentaje de inmunización de colectivo menor del 70 por ciento no solo es un riesgo para la comunidad autónoma que decide no vacunar, sino que esto influye de forma igualmente notable en la inmunidad de población del resto del España, “asumiendo de forma innecesaria un incremento del riesgo que atañe a la salud pública”. Además, no hay que olvidar que la cercanía geográfica de nuestro país con el norte de Marruecos, país con rabia endémica, hace posible la importación de animales infectados (perros, gatos fundamentalmente) que podría poner en riesgo la población tanto animal como humana.

Comentarios de Facebook