Quantcast

El distanciamiento social es más efectivo para evitar la propagación de la Covid-19

Investigadores de la Universidad del Sur en Dinamarca han presentado un modelo eficiente para estudiar y pronosticar la dinámica de propagación y la contención de la Covid-19 en diferentes regiones del mundo. Así, han observado que las medidas de distanciamiento social son más efectivas que las limitaciones de viaje a través de las fronteras para retrasar el pico de la epidemia.

“Los resultados corroboran nuestro hallazgo de que el viaje entre regiones desencadena la difusión de la epidemia, que luego se desarrolla en cada región de forma independiente”, dice el profesor de física teórica, Francesco Sannino, de la Universidad del Sur de Dinamarca y del Instituto Danés de Ciencias Avanzadas.

La investigación, que ha sido publicada en ‘Scientific Reports’, recuerda que las pandemias inducidas por virus como Covid-19 son una amenaza para los humanos no solo por la cantidad de vidas humanas que se quitan, sino también por el impacto profundo y duradero en la economía y la dinámica social.

Si bien ya existen diferentes modelos empíricos para describir la dinámica de la epidemia a nivel local y mundial, “falta un marco coherente”, señala. Utilizando un lenguaje y una metodología poderosos tomados de la física de altas energías, el profesor Sannino y su colega Giacomo Cacciapaglia de la Universidad de Lyon ahora pueden estudiar y pronosticar la dinámica de propagación y la contención en diferentes regiones del mundo.

“Planeamos embarcarnos en un monitoreo mundial para hacer proyecciones globales que ayudarán a los gobiernos y las industrias a elaborar planes de contención y elaborar estrategias sobre la reapertura de la sociedad y la mejor manera de implementar el control fronterizo”, añade Sannino.

Concretamente, demostraron que las medidas de distanciamiento social son más eficientes que el control fronterizo para retrasar el pico epidémico. “Nuestros resultados complementan y van más allá de los de un estudio anterior, se centró en China a través de un modelo compartimental tradicional, que descubrió que la prohibición de viajar entre ciudades retrasó el pico de infección de 2 a 5 días”, explican.

Sus cálculos numéricos muestran que el impacto puede ser más fuerte si la prohibición de viajar tiene lugar en las primeras etapas. También descubrieron que la implementación temprana de las medidas de distanciamiento social tiene un impacto mucho más fuerte, con un retraso de hasta 4 semanas en el pico.

La interacción de las restricciones de viaje y las medidas sociales también se estudió a través de modelos compartimentados para las regiones italianas. “Los resultados corroboran nuestro hallazgo de que el viaje a través de las regiones desencadena la difusión de la epidemia, que luego se desarrolla en cada región de forma independiente”, advierten.

Comentarios de Facebook