jueves, 1 octubre 2020 4:38

La Conselleria de Sanidad dispondrá para la comunidad educativa un teléfono para resolver sus dudas

La Conselleria de Sanidad ha anunciado que pondrá a disposición de la comunidad educativa un teléfono para atender las dudas que puedan tener ante la vuelta a las aulas, en cuya planificación ha subrayado que llevan dos meses trabajando y contemplando “todos los escenarios” para garantizar las condiciones de seguridad adecuadas, y ante la necesidad de que la educación sea presencial.

Así, lo ha anunciado en Les Corts la consellera de Sanidad, Ana Barceló, en una comparecencia en la que ha detallado la evolución del virus en la Comunitat Valenciana, y en la que ha admitido que, para los padres, la ‘vuelta al cole’ puede generar momentos de “incertidumbre y dudas”.

Por ello, ha insistido en enviar a las familias un mensaje de “tranquilidad” porque entiende que son “momentos de incertidumbre” y hay “muchas dudas que asaltan padres y madres”, al tiempo que ha agradecido el esfuerzo de los docentes para vuelta a las aulas. “Sanidad siempre será aliada de seguridad”, ha subrayado.

Barceló les ha instado a estar “tranquilos” aunque ha recalcado que esto no significa “bajar la guardia” pero ha hecho hincapié en que no se puede “perder la calma” ante la vuelta a las aulas.

En este contexto, ha apuntado que los niños pueden contagiarse y desarrollar la enfermedad pero ha incidido en que las evidencias científicas apuntan a una menor probabilidad de contagio en los más pequeños, en que presentan menos complicaciones y cuadros son más leves o asintomáticos.

En relación con los niños con enfermedades crónicas y el temor que puedan sentir sus padres, ha hecho referencia a los documentos que ha preparado la Sociedad Española de Pediatría, con participación de 14 sociedades científicas, y ha indicado que no hay evidencia científica de que tengan mayor riesgo de infección, además de que los especialistas van a orientar en todo momento sobre la vuelta a las aulas.

“Las evidencias dicen que en una transmisión comunitaria controlada, los niños parecen tener menor capacidad de transmisión de las enfermedades“, ha dicho, por lo que ha apelado a la “tranquilidad y la responsabilidad” ante las medidas que su departamento junto con Educación ha protocolizado.

Este protocolo implica que cada centro de primaria tendrá una persona responsable en contacto con el centro de salud para atenderle en el caso de haber algún problema y a la inversa, con lo que habrá una información “compartida”.

“No es que no les vayan a coger el teléfono en atención primaria“, ha insistido, y ha recalcado que se les ha hecho una formación expresa, que está preparado y ha negado, ante las críticas de la oposición que sea una improvisación.

LOS PROFESORES “NO SERÁN MÉDICOS”

Así, Barceló ha detallado que los profesores “no harán de médicos” ni decidirán si un niño tiene Covid-19 o no, porque no es su función, sino que recibirán una formación desde Salud Pública “para que conozcan cómo tienen que actuar” y conozcan los protocolos.

Sin embargo, desde Vox, su diputado José María Llanos, le ha reprochado que no se puede dar tranquilidad a las familias y le ha afeado “incoherencias“.

“Tranquilos por un teléfono que se va a poner ahora, cuando llevan todo agosto desesperados por lo que va a pasar en los colegios”, se ha preguntado, y ha calificado de “absolutamente inviables” los protocolos.

En esta línea, el parlamentario del PP y portavoz de Sanidad, Juan José Zaplana, ha cuestionado la medida del coordinador de los centros: “Los coles son una caja de bombas”, ha advertido y ha lamentado: “Hablan de burbujas por la mañana que van a explotar por las tardes y al día siguiente explotarán en colegios”.