martes, 22 septiembre 2020 4:28

El 60% de los pacientes positivos engaña a su médico para burlar la cuarentena

El personal sanitario que se encarga de hacer un seguimiento a los positivos por COVID-19 tiene la percepción de que un 60% de los afectados les engaña para burlar la cuarentena. “Muchos piden que les hagan la PCR rápido porque no van a cumplir el aislamiento”, según el gerente del Servicio Murciano de Salud (SMS), Asensio López, quien explica que la percepción de estos pacientes “es que están sanos”.

De hecho, cuando se les ofrece un ingreso hospitalario se niegan porque tienen que trabajar, ha advertido López en un contacto informal mantenido con los medios de comunicación acompañado por el consejero de Salud, Manuel Villegas, el director general de Salud Pública, José Carlos Vicente, y el médico del servicio de epidemiología de Salud Pública, Jaime Jesús Pérez.

En este contacto informal, Villegas ha lamentado que hay mucho “cansancio” en la sociedad y eso hace que haya cierta relajación en las medidas de prevención, pero ha insistido en que la población “tiene que entender que la situación es delicada”. Así, el pasado 14 de marzo, cuando se decretó el confinamiento, había en la Región 42 pacientes de COVID ingresados y 5 en la UCI. Hoy, en cambio, hay 191 ingresados y 52 en la UCI. “Y la diferencia es que la gente no está en casa”, asevera.

El consejero ha expresado su “angustia” por las dimensiones de esta segunda ola de la pandemia, especialmente en determinados municipios como los del Valle del Guadalentín (como Lorca y Totana), Jumilla y Murcia capital. “La cosa no va bien, la tendencia sigue al alza y cuando apagamos un fuego en un municipio, aparece en otro”, lamenta.

De hecho, la Consejería de Salud no descarta tomar medidas más restrictivas en Jumilla en el plazo de una semana para hacer frente al alto índice de contagios, con más de 400 casos, lo que supone una tasa por población superior a la de las comunidades autónomas que se encuentran en una peor situación y que está al alza por el contexto del municipio, especialmente por la incidencia de la campaña de la vendimia.

EL MODELO SOCIOECONÓMICO, UN PROBLEMA

Entre los motivos por los que la Región se encuentra en esta situación “crítica” en esta segunda oleada, Villegas ha señalado un “problema” estructural debido al tejido productivo y el modelo socioeconómico de la Comunidad, algo que no se puede cambiar “de un día para otro”, admiten.

Por ejemplo, ha destacado la incidencia de la industria agroalimentaria. Y es que, a pesar de que las grandes empresas “lo están haciendo bien” y se están respetando los planes de contingencia previstos, advierte que hay problemas a nivel del transporte de los empleados y en las reuniones informales tras el trabajo, en las que a menudo se quitan las mascarillas.

Asimismo, ha señalado que hay empresas de trabajo temporal que llevan a los empleados “saltando de una empresa a otra” y, a menudo, no saben ni siquiera para quién trabajan. A este respecto, Pérez ha recordado que se actuó desde el punto de vista legislativo y se aclaró que la responsabilidad recae en la empresa que contrata los servicios de la ETT.

Igualmente, el consejero ha advertido del alto índice de contagios entre colectivos que están descuidando más las medidas de prevención y que pertenecen a culturas en las que están muy arraigadas costumbres en las que se mantiene un gran contacto social. Además, a ello se une su situación de precariedad laboral, con contratos que duran días o, a menudo, inexistentes; o las condiciones de habitabilidad, con varios convivientes, por lo que prevalece para ellos la subsistencia.

A este respecto, Villegas ha explicado que se está haciendo un trabajo importante de coordinación con los ayuntamientos. En concreto, se celebran reuniones entre técnicos de la Comunidad con trabajadores sociales o cuerpos de policías locales con el fin de hacer un seguimiento de los casos positivos detectados y articular medidas de respuesta, como llevar a domicilio alimentos y útiles de primera necesidad o habilitar las denominadas ‘arcas de Noé’.

El objetivo es ofrecer todas las facilidades para que estas personas no tengan que salir de casa. Además, se está haciendo un esfuerzo para tratar de hacer llegar la importancia de respetar la cuarentena a personas de otras culturas con las que la comunicación es complicada. Incluso, se están buscando traductores.

LAS UCI, AL 45% DE SU CAPACIDAD

De momento, ha precisado que el 45% de las UCI están ya ocupadas por pacientes con COVID, es decir, 52 de las 114 camas existentes. Ha avanzado que existe la posibilidad de duplicar o triplicar la capacidad hasta las 350 o 400 camas (entre 360 y 380 con ventilación y monitorización), pero es a costa de transformar en UCI otras áreas como las de reanimación o quirúrgicas, sin olvidar que sigue habiendo pacientes con otras patologías o que tienen que ser atendidos por accidentes.

López ha avanzado que se puede prever la tendencia de la enfermedad y el SMS se prepara para recibir entre 100 y 120 ingresos semanales, y entre 10 y 15 en las UCI, aunque se irá dimensionando la respuesta en función de las necesidades. Asimismo, se están preparando equipos mixtos de personal sanitario, liderados por una o dos personas, para atender a grupos de enfermos de COVID.

Villegas ha insistido en la importancia de respetar las cuarentenas de 14 días que prescribe la autoridad sanitaria, aunque ha avanzado que este miércoles tendrá lugar una reunión del Comité Interterritorial en el que se pondrá sobre la mesa probablemente la posibilidad de que este periodo de aislamiento baje a diez días en base a las últimas evidencias científicas.

El consejero también ha llamado la atención sobre la “delicada” situación en las residencias de personas mayores, que ya contabilizan 66 residentes y 22 trabajadores infectados. En estos casos, explica que los contagios no se originan tanto por los visitantes, sino que suele localizarse en los mismos trabajadores en sus respectivas vidas sociales y en sus contactos.

En este sentido, Villegas ha apostado por seguir informando a la población del riesgo existente en lugares cerrados con poca ventilación en los que se está sin mascarilla. “No es el momento de socializar”, según Villegas, quien ha recordado que la limitación de reuniones a no más de 6 personas fue criticada al principio pero ya se ha extendido a otras comunidades autónomas.

También ha recordado que Murcia fue la primera comunidad en contar con un régimen sancionador y ya se han aplicado más de 5.600 multas desde su puesta en marcha, sobre todo por no usar la mascarilla o por hacerlo de forma inadecuada.

Por otro lado, ha recordado que más de 4 millones de personas ya se han descargado en toda España la aplicación ‘Radar COVID’, y las Consejerías de Educación y de Universidades van a llevar una campaña de concienciación para que los alumnos la instalen en sus móviles.

Villegas también ha indicado que la Consejería va a reforzar la Atención Primaria. De momento, ha indicado que hay 17 centros de salud en nivel rojo por la alta tasa de incidencia, de forma que están dedicados casi en exclusiva al seguimiento de la enfermedad. El consejero ha mostrado su preocupación por el hecho de que hay enfermedades no COVID que no se están ateniendo y empiezan a surgir tensiones.

Respecto a las críticas del sector hostelero, Villegas ha reconocido que las entiende pero ha advertido que solo se relajarán las medidas cuando se aplane la curva.

Finalmente, respecto a la vacunación de la gripe, Pérez ha avanzado que la Región contará con un total de 400.000 dosis y se hará un esfuerzo para vacunar a la población vulnerable que tradicionalmente no lo hace. El año pasado se vacunaron unas 245.000 personas, y espera superar esa cifra para evitar que la gripe se solape con la COVID.