Quantcast

Cómo hacer gominolas caseras sin azúcar

-

El mundo está muy mal repartido, puesto que lo que más bueno está, siempre engorda y es malo para la salud. En cambio, lo saludable como las acelgas, tienen un sabor que da pena solo de pensarlo. Por suerte, a día de hoy hay una gran cantidad de recetas de nuestras comidas favoritas, pero sanas, y eso es lo que vamos a aprender a hacer hoy, gominolas sin azúcar.

Dejando de lado todas las contraindicaciones que tienen estos pequeños dulces en nuestra salud, ya que tienen una gran cantidad de azúcar y demás añadidos, lo cierto es que no sabemos a la perfección de qué están hechas. Ex trabajadores de fábricas de gominolas nos han contado historias para no dormir sobre sus ingredientes, y es por ello que hoy vamos a enseñarte a hacer tus propias gominolas, para ti y los más pequeños.

Tener una buena alimentación es muy importante, desde pequeño hay que aprender a diferenciar lo bueno de lo malo, ¿pero quién le niega a esas caritas inocentes una gominola? Bueno, pues no tendrás que pasar por ese mal trago, ya que las puedes hacer tú mismo, y de paso, enseñarle a hacerlo para que tenga más interés, y las disfrute aún más.

2
¿Quiénes pueden comer estas gominolas?

diabeticos

¡Todos! cualquiera puede disfrutar de este rico dulce casero, eso sí, procura no utilizar ingredientes a los que seas alérgico. Por ejemplo, si ves que en nuestra receta usamos fresas, y eres alérgico a ellas, elige otra opción de fruta, mientras que utilices las mismas cantidades, no habrá ningún problema.

Los primeros que vana desear comer estas gominolas son los más pequeños, y es probable que le gusten más que las de la tienda. Pero hay ciertas personas que se alegrarán mucho de aprender esta receta, los diabéticos. Sí, estas personas podrán comer estas gomitas sin preocuparse, están ricas y no les causarán ningún daño.

Comentarios de Facebook