Quantcast

La receta definitiva para hacer una fabada asturiana

-

¿Te gusta la fabada asturiana? A lo mejor alguna vez te has propuesto hacerla o al final lo has visto muy complicado y has terminado en Asturias un fin de semana, saboreando este plato típico. La verdad es que es más sencillo de lo que parece, aunque siendo sinceros…¡nunca te va a salir como la de la abuela del anuncio!

Y es que la fabada asturiana tiene truco, por eso hoy te vamos a contar la receta definitiva que te hará, de una vez por todas, meterte entre fogones y preparar este delicioso plato. No sabemos si vas a poder controlar la tentación y vas a poder resistir quieto, sin moverte o vas a ir preparando tu olla y los ingredientes. Hoy no hay excusas, ¡hoy aprendes a hacer la fabada asturiana!

1
El origen de la fabada

Las fabes son inconfundibles. Foto: Wikipedia

Como todo en la vida, las cosas pasan por algo y la fabada asturiana tuvo un inicio que algunos lo datan en el siglo XVI cuando ya se cultivaban las fabes. Las fabes son esas habas blancas, grandes y con aspecto aplastado que dan nombre a esta comida. Viene del bable asturiano, ese dialecto tan bonito que aún pervive en los montes del norte. Se suele decir que hay que elegir unas buenas fabes “de la Granja” para que el guiso salga a la perfección.

En realidad fue aproximándonos al siglo XVII cuando se empezaron a cocinar y curiosamente, en el año 1884, el diario El Comercio de Gijón publicaba una novedosa receta.

Atrás
Comentarios de Facebook