Compartir

Los préstamos online están a la orden del día y cada vez adquieren más popularidad por su accesibilidad y pronta aprobación

 

El auge de la tecnología blockchain –en conjunto con la necesidad de expansión de las distintas modalidades de negocios- ha permitido el surgimiento de nuevas compañías que realizan préstamos en línea. Las también llamadas empresas FinTech -acrónimo del término anglosajón Financial Technology– han crecido durante los últimos años y conceden una mayor liquidez financiera a las personas particulares a cambio de una contraprestación.

 

Gracias a estos nuevos sistemas, los usuarios acceden a créditos de forma rápida, reciben mejores tasas u otros beneficios y su petición se aprueba de forma casi instantánea, sin tener que acudir a una agencia o hacer tanto papeleo.

 

No obstante, siempre habrán algunos puntos que deben considerarse antes de adquirir cualquier tipo de compromiso financiero, incluso los de este tipo.

Elegir el mejor préstamo

Los comparadores de créditos en Internet son herramientas muy útiles a la hora de investigar y obtener información sobre los préstamos personales. Muchos de ellos buscan las mejores tasas y ayudan al usuario a encontrar los créditos que más se adaptan a su perfil crediticio.

 

Además, al usar esta opción, el sistema mostrará automáticamente solo compañías fiables, que ya están establecidas en el mercado y que tienen un alto nivel de credibilidad. De este modo, el solicitante puede ahorrarse el proceso de investigación de los antecedentes de la empresa prestamista.

Fijarse en el TIN y TAE

Existen dos factores importantes que repercuten sobre los créditos en España, el TIN (Tipo de Interés Nominal) y la TAE (Tasa Anual Equivalente).  El primero es el más popular y se refiere al porcentaje que cobra el banco por otorgar el financiamiento. Sin embargo, hay que estar atentos, ya que esta cantidad no incluye ni las comisiones ni los gastos que la financiación podría generarle al consumidor.

 

Por otra parte, la TAE viene a ser el indicador que muestra el coste del préstamo en su totalidad, incluyendo comisiones y gastos.

 

Estos dos aspectos que siempre se deben tomar en cuenta a la hora de comparar las ofertas de las diversas entidades. Por ejemplo, si Monedo Now ofrece 3,5 % TIN y 34 % TAE, será mejor opción que la banca que ofrezca 0 % TIN y 2.000 % TAE, ya que el último le supondría mayores gastos al solicitante en el futuro.

Conocer las cláusulas que aumentan el coste del préstamo

Las comisiones -definitivamente- son un aspecto a considerar antes de endeudarse, puesto que incrementan los costes en términos porcentuales. Aunque anteriormente esto no era un problema, su presencia en los nuevos contratos las convierten en un factor de riesgo. Por ejemplo, el estudio por formalizar un préstamo -o incluso por analizar la solvencia del solicitante- representa un porcentaje de la cantidad en cuestión que le será cobrado al tomador.

 

Por otra parte, existen comisiones aplicables por motivo de demora en casos de que el prestatario no ejecute su obligación de pago. Aunque la ley limita a las entidades a no cobrar más de 250 % de interés legal en conceptos de préstamos, algunos contratos sobrepasan este porcentaje, lo que fuerza al cliente a ejercer acciones legales para defenderse.

 

Por último, la cancelación anticipada -o amortización parcial o total- también le genera un gasto al titular, puesto que como el prestamista deja de percibir intereses durante el tiempo útil que le quedaba al contrato, cobra una comisión abultada.

No solicitar créditos mayores al 30 % de los ingresos

Aunque existe la posibilidad de solicitar un crédito de muchos ceros, hay que mantener la calma. Existe un indicador llamado tasa de endeudamiento o esfuerzo que establece que no se debe recurrir un préstamo superior al 30 % de los ingresos mensuales y, bajo ningún concepto, superar el 40 %.

 

De otro modo, se correría un gran riesgo de caer en sobreendeudamiento o en la falta de pago. Además, mantener la compostura en este aspecto y cumplir con los términos del contrato, ayudará a los prestatarios a elevar su historial crediticio y facilitar los procesos en el futuro.