Compartir

Objetos que nos pasan desapercibidos a primera vista son, en realidad, determinantes

Cuando pensamos en decorar una casa siempre reparamos, en primer lugar, en sus grandes muebles, la pintura de las paredes, la distribución de las salas o el color de las cortinas, entre otros elementos. Pero olvidamos reparar en los pequeños objetos, artículos que pasan más desapercibidos pero que son determinantes en el carácter que se imprime a un diseño.

Entre estos pequeños artículos destacan los pomos y tiradores para muebles. No son los primeros objetos en los que nos fijamos en los muebles pero su diseño y funcionalidad pueden influir de forma decisiva en la percepción final de dicho mobiliario.

Tendencias en tiradores y pomos

Este año, la tendencia principal de moda en muebles es la incorporación de grandes tiradores, en colores negro, dorado y cromo. Son tiradores llamativos y estéticamente muy atractivos, que difícilmente dejan indiferente e imprimen estilo a las habitaciones o estancias de la estancia en las que se encuentran.

Otra tendencia importante es la incorporación del metal en el mueble. En los cantos de las puertas, el metal está siendo un elemento de decoración muy demandado. Además, la construcción de grandes vestidores con puertas de considerable tamaño, metálicas, revestidas de cristal y con tiradores integrados cada vez son más comunes en mayor número de viviendas y fueron la sensación en el pasado Salón del Mueble de Milán 2018.

Fabricados en aluminio o zamak, poseen una alta resistencia a la corrosión y a la abrasión y pueden ser acabados de múltiples maneras.

¿Cómo son los tiradores modernos?

Los tiradores de aluminio y zamak se cuentan entre los tiradores modernos más solicitados pero los hay de muy diversos tipos. Estos tiradores se adaptan a una gran variedad de espacios y estilos.

Los tiradores de aluminio son muy resistentes y duraderos, y ofrecen también muchas posibilidades en materia de diseño. Al ser fabricados mediante extrusión, son perfectos para complementar muebles de gran tamaño en los que la longitud del tirador favorece la estética y la funcionalidad. Un ejemplo lo tenemos en el uso de los mismos en las cocinas de estilo contemporáneo, donde cobran un importante protagonismo.

Los tiradores de zamak, más pesados que los de aluminio y fabricados mediante la fundición de lingotes de ese metal, permiten formas mucho más complejas y diseños mucho más intrincados. Son perfectos para el mueble de hogar.

Fabricados en aluminio o zamak, el tirador de diseño moderno tiene a hacerse muy evidente en el mueble aumentando de tamaño y cobrando un gran protagonismo. Atrás quedó la moda de los muebles sin tirador, con puertas de apertura “push”, que ,buscando el minimalismo, sacrificó la funcionalidad y estética que ofrecen estas pequeñas joyas que complementan al mueble.

El estilo vintage o retro también de moda en pomos y tiradores

El estilo vintage en muebles y en decoración de interiores está hoy en día más vigente que nunca. Este estilo se basa en recuperar materiales antiguos o que simulan ser antiguos, en artículos de decoración que tienen historia y que rememoran tendencias del pasado.

El estilo vintage selecciona muebles y objetos decorativos del pasado y los combina con elementos contemporáneos. Los amantes del vintage aseguran que les transmite sensaciones muy positivas, toques de nostalgia con romanticismo.

El estilo vintage emplea tiradores que evocan otras épocas, aportando un toque hogareño y de bienestar, en una corriente de moda donde un pasado a veces industrial y a veces campestre se traslada el mueble contemporáneo.