Compartir

Las innovaciones se han incluido en el desarrollo actual de múltiples procesos, productos y servicios, el caso del sector funerario no es diferente. Los profesionales y las empresas relacionadas con el sector han tenido que protagonizar una transformación digital que responda ante las exigencias actuales de su clientela, y de esta forma, poder ampliar los canales de comunicación de forma eficiente.

 

Un tanatorio es definido como una casa funeraria o velatorio según la región donde se encuentre, pero básicamente, se trata de un edificio habilitado para velar a fallecidos y difuntos durante un breve período de tiempo y según las creencias religiosas de cada familia. Mientras que un crematorio, es un lugar donde se realiza la acción de incinerar el cuerpo del fallecido.

 

Entender estos términos, les permite a las personas interesadas, definir cuál de los lugares requiere según su situación, creencia y objetivo. Claro que, es bien conocido que dicho tema relacionado con la muerte tiende a englobar cierto misticismo y tabú, por lo que, durante muchos años esta información no se encontraba de forma abierta.

 

Es así que, la modernidad trajo consigo la exigencia para todo sector, de transformarse, con la finalidad de lograr presencia dentro del mundo digital. De esta forma, cualquiera podría encontrar la información necesaria, contactar con expertos y hasta contratar los servicios que pudiera necesitar.

 

En este apartado entran en escena, portales web como tanatorio.info, el cual ha contribuido enormemente a esta transformación tan necesaria para el sector funerario, ofreciendo una plataforma capaz de reunir información sobre todos los tanatorios de España, y así facilitar la búsqueda del usuario hasta llegar a aquél que mejor responda a sus necesidades.

 

Transformación digital en el sector funerario

 

Poco a poco, cada empresa relacionada al sector funerario tomó la iniciativa y se sumó a la tan esperada transformación digital, favoreciendo tanto a los clientes como al desarrollo de los procesos internos de la empresa. Esta transformación siguió evolucionando y creciendo en alcance, involucrando a parte importante del sector, que hoy se puede encontrar a través del espacio digital.

 

Prueba de ello, es la mejora y cambio que están sufriendo empresas tradicionales del sector funerario como Interfunerarias, la cual se puede hallar a través de su dirección digital interfunerarias.es. Es un espacio digital que reúne sus servicios y formas de contacto, con un diseño pulcro y estilizado, capaz de representarlos, y seguir situándolos como referencia de este sector.

 

Asimismo, a través de este espacio en internet, se deja muestra de sus actualizadas instalaciones y el profesionalismo con el que trata a sus clientes, los cuales pueden aprovechar cualquiera de las 70 delegaciones distribuidas dentro del territorio nacional por toda España para cubrir sus necesidades.

 

Medios digitales, la respuesta a todas las dudas sobre los servicios funerarios

 

Del mismo modo que estas empresas han decidido tener presencia dentro del espacio digital, se ha hecho importante para ellas, entender la gran posibilidad de medios que existe actualmente para usarlos como canales de comunicación y expandir aún más su alcance en cuanto a clientes e información.

 

En este apartado destacan las redes sociales, las cuales se han convertido en un medio de comunicación clave para desarrollar interacciones personales, comerciales y empresariales. De esta forma, las empresas de este sector se encuentran en la obligación de presentarse en ellas y desarrollar su marca con la finalidad de continuar creciendo dentro de la transformación digital que cada día evoluciona, según las innovaciones y las tendencias enmarcadas por las necesidades de los clientes.

Por otro lado, estas innovaciones se ven reflejadas también en los procesos realizados para la cremación o velatorio de los cuerpos, la atención personalizada de los clientes, e incluso, los sistemas de asesoría, los cuales están atendidos por expertos durante las 24 horas del día. Aspecto que demuestra cómo la modernidad ha influenciado cada forma en la que se interactúa y los medios por donde se realiza la conexión entre cliente y empresa.