Quantcast

Plan Renove 2020: ¿cómo ahorrar en el consumo de gas y mejorar el medio ambiente?

La principal preocupación de los consumidores hace algunos años respecto al consumo energético se centraba principalmente en el ahorro energético para conseguir disminuir la factura de consumo. En la actualidad esta preocupación va unida a la sostenibilidad y el cuidado del medio ambiente, por lo que las administraciones y compañías del sector trabajan en este sentido para fomentar y conseguir una mejor eficiencia energética que a su vez contamine lo menos posible.

Son muchas las formas en que la energía puede ser consumida hoy en día consiguiendo una reducción económica a la vez que protege al planeta, como el uso de electrodomésticos con eficiencia energética o la instalación de una caldera de gas natural, esta última subvencionada por el Plan Renove 2020.

Qué es el Plan Renove 2020

La subvención del Plan Renove de la Comunidad Europea nace con el objetivo de sustituir el carbón y el gasoil por otros consumibles más eficientes y menos contaminantes como es el caso del gas natural o la biomasa.

Con el Plan Renove se pretende ayudar a las familias para que puedan disponer de calderas modernas y eficientes en casa para poder tener agua caliente de manera menos contaminante y ahorrando en la factura mensual de consumo. Se trata de un plan que tiene como objetivo sacar del mercado las calderas tradicionales e ineficientes y sustituirlas por calderas modernas.

Con este plan se puede llegar a ahorrar 150 € en la instalación de una caldera tanto en una vivienda como en un local de negocios.

Cómo ahorrar en el consumo de gas y mejorar el medioambiente

Una de las posibilidades que ofrece este Plan Renove es el de beneficiarse de una subvención al sustituir una caldera tradicional por una caldera de gas natural. Estas calderas ofrecen una serie de beneficios tanto para el consumidor como para la sociedad en general, como son

Ahorro energético

Las calderas de gas natural consiguen un ahorro significativo en la factura de consumo energético, llegando incluso al 30 % de la misma. El empleo de menos combustible para generar calor y el aprovechamiento del mismo son los causantes de conseguir este gran ahorro económico.

Mayor eficiencia

Si se compara una caldera tradicional de combustión con las nuevas calderas de condensación, se obtiene una mayor eficiencia de estas últimas, debido a su aprovechamiento del calor del vapor de agua.

Menos contaminantes

Sin duda, las calderas de gas natural son menos contaminantes que las tradicionales. Su emisión de gases es casi nula y cumplen con las estrictas normativas europeas sobre emisiones y residuos.

Este tipo de calderas tienen un ciclo de vida mucho más largo, lo que también ayuda a proteger el medioambiente.

El Plan Renove 2020 ayuda a las familias con una subvención económica para que cambien su caldera antigua y contaminante por una caldera nueva de condensación, que les aporta grandes beneficios como una mayor eficiencia, ahorro económico, a la vez que son respetuosas con el medioambiente (al cumplir con todas las normativas europeas en relación con la contaminación y residuos).

Comentarios de Facebook