Compartir

La situación de los jubilados y pensionados en España no está viviendo sus mejores días, y es que, debido al envejecimiento de la población junto a otros factores como la crisis, han hecho que el desempleo alcance máximos históricos, poniendo en peligro el sistema público de pensiones.

Jubilados en España, ¿Demasiados?

En la actualidad podemos encontrar, según diferentes datos de la Seguridad Social, casi 9,5 millones de pensionistas, de los cuales un 60 % reciben distintos tipos de prestaciones por jubilación que en muchas ocasiones no supera el salario mínimo interprofesional (llegando a recibir unos 617 €). Tan solo en algunos casos llega a superar los mil euros al mes, aunque también hay que reconocer que durante estos últimos años hemos podido notar un aumento del 2 %, lo cual tampoco es mucho, pero se agradece.

El coste medio de una persona para vivir en España puede oscilar de los 300 a los 500 € al mes, contando que no haya que pagar el terreno donde se vive o algún tipo de gasto extra. Si a todo esto le sumamos el pago de la luz, el agua, la comida y la ropa para poder subsistir, nos encontramos con que, efectivamente, miles de personas que han estado trabajando durante toda la vida, a día de hoy no puedan llegar a fin de mes.

Situación de España respecto al extranjero

Si tenemos en cuenta la situación de otros países respecto al mismo tema, no podemos negar que en nuestro país las personas de más edad reciben un salario excesivamente bajo, que apenas les da para sus gastos. No es de extrañar entonces que se decanten por informarse y solicitar distintos préstamos para jubilados, de los que hablaremos más adelante.

¿Y la hucha de pensiones? Desde que en el año 2011 alcanzase su máximo histórico, situándose con 66.815 millones de euros, ha estado en un continuo decrecimiento hasta encontrarnos en la situación actual, donde nos encontramos con poco más de diez millones.

Préstamos como solución a la falta de fondos

Teniendo en cuenta todo lo citado anteriormente, no es de extrañar que cientos de personas jubiladas necesiten de un aporte extra para poder subsanar todos los gastos que pueden salir en cada mes.

A día de hoy es más difícil que nunca poder solicitar préstamos, sobre todo si eres un jubilado con una de estas pensiones tan bajas, ya que es muy difícil que las entidades bancarias puedan dártelo sabiendo que tendrás dificultades para devolverlo.

Es precisamente por todo esto que los préstamos rápidos como los que nos ofrece Vivus se convierten en la mejor opción de financiación.

La idea de pedir este tipo de “ayudas” es que cualquier persona, sea jubilada o no, pueda hacer frente a los costes que supone el mantenimiento de un hogar, más aún si se tiene familia conviviendo con ella. Además, al poder hacerse mediante la propia plataforma web, te evitas el tener que salir de casa o hacer colas interminables en el banco para que te atiendan.