Compartir

Ante la entrada en vigor de la APR “Madrid Central”, que restringe el tráfico de vehículos en centro de la Capital de España, y que puede ser implantada en otras ciudades españolas, nace una fórmula para que la movilidad en la ciudad sea posible sin excesivas molestias. Esta nueva fórmula es PICK & DRIVE que estrena en Madrid la movilidad compartida y sostenible, pionera en España, que nace con el objetivo de dar un servicio a la ciudad, sus residentes y trabajadores. Se trata de un club de movilidad, con diversas sedes en aparcamientos subterráneos de Madrid y de las afueras de la ciudad. Los miembros del club tienen a su disposición coches, motos, y bicicletas sostenibles, sin limitaciones de tipo de vehículo, tiempo, uso o, destino al que viajar.

El primer club de movilidad PICK & DRIVE es el Club Callao, situado en el aparcamiento Tudescos, con una previsión de 250 socios en el primer año. En 2019 está prevista la apertura de nuevos clubes en Madrid (Club Santa Ana, Club Majadahonda y Club Juan Bravo) y, en Guadalajara, Zaragoza y Palencia. Y se está estudiando la posibilidad de franquiciar sus clubes  así como de abrir otros nuevos en Madrid, Pozuelo de Alarcón, Alcalá de Henares, Alcobendas, Barcelona, Sabadell, Valencia, Málaga y Valladolid.

Los clubes de Madrid Central, están diseñados para que trabajadores y residentes disfruten de un vehículo como si fuera suyo y, solo disponen de coches con etiqueta ECO y Cero Emisiones, además de bicicletas y motos eléctricas. Los de las afueras, ofrecen vehículos para que los residentes y trabajadores del extrarradio puedan acceder a la ciudad sin restricciones.

Cada club PICK & DRIVE tiene un número limitado de socios, que pagan una cuota mensual de 30 euros, que incluye el seguro todo riesgo, mantenimiento, revisión y limpieza tras cada servicio. La tarifa por minuto de utilización de cada vehículo es muy competitiva. Por ejemplo, los Smart Fortwo de PICK & DRIVE, se ofrecen por 0,17 euros por minuto, con un máximo diario de 51 euros, sin limitación

de tiempo o kilómetros.

PICK & DRIVE ofrece a los residentes y trabajadores de un barrio, muchas ventajas frente a las diferentes opciones de uso compartido de vehículos disponibles en Madrid, empezando porque, a través de un único servicio, se puede disfrutar de bicis, motos y coches. Además, las plataformas tradicionales de carsharing, no cubren todas las necesidades de los usuarios, debido a las limitaciones de distancia, tiempo o de tipo de vehículo, que impiden una movilidad libre y sostenible. Tampoco garantizan un vehículo en las inmediaciones del lugar de residencia o trabajo del usuario, ni su disponibilidad a determinadas horas del día y, sobre todo, no ofrecen una plaza donde aparcarlo una vez ha finalizado su uso. Por otro lado, no aseguran a los usuarios que el coche del que van a hacer uso esté limpio y perfectamente revisado, ni proporcionan un punto de recogida seguro y resguardado del mal tiempo. Otro elemento diferenciador respecto a las propuestas tradicionales de carsharing, es que el acceso y puesta en marcha se realiza a través de la propia llave del coche, recogida en el parking de origen. Con este sencillo gesto el vehículo “pertenece al usuario, no al móvil”.

 

Intuitivo y cómodo de utilizar

Cada usuario reserva su vehículo a través de una app (Android y Apple), en la que puede gestionar todo el servicio, controlar el gasto y conocer la flota disponible. Solo hay que acceder al área personalizada dentro de la aplicación, elegir el vehículo y parking que mejor se adapte a sus necesidades y efectuar la reserva del coche, moto o bici que vaya a utilizar. La reserva se activa seleccionando una hora de comienzo y, ya solo hay que dirigirse al parking, introducir el código pin recibido y abrir una taquilla para obtener la llave.

La flota de vehículos del primer club de movilidad en España, está compuesta por bicicletas eléctricas (Legend Ebike Milano), motos (Vespa Elletrica) y coches (Smart EQ fortwo y Smart EQ forfour eléctricos, Lexus CT 200h híbrido y Audi A1, Q2 y A3 Sportback de gasolina