Quantcast

Mascarillas faciales que puedes hacer con lo que tienes en la nevera

-

¿Te has quedado sin tu crema exfoliante? ¿Recuerdas los días de confinamiento en los que solo podías ir a comprar las cosas básicas? Cómo te hubiera gustaba saber cómo hacer mascarillas caseras en esos días, ¿verdad? El caso es que es muy fácil hacer este tipo de mascarillas exfoliantes con productos que siempre tenemos en la nevera. Muchas veces creemos que lo que se compra es de mejor calidad que lo que podemos hacer por nuestra cuenta y caemos en el error; pues los exfoliantes caseros son muy efectivos, buenos para la piel y sobre todo, económicos. ¿No tienes tiempo? No te preocupes, son trucos rápidos que apenas te llevaran unos minutos.

1
Mascarilla hecha con cáscaras de huevo

huevos-alimentacion

La cáscara de huevo tiene muchas propiedades. Contiene el 95% de calcio. Además, la cáscara es rica en proteínas, magnesio, selenio, estroncio y otros ingredientes que ayudan al mantenimiento óseo. De ahí que sea muy beneficiosa para problemas de osteoporosis.

Es muy rica en minerales y ayuda en la eliminación del colesterol y problemas de presión arterial (hipertensión) y no debemos olvidarnos de que tiene altos niveles de zinc, cobre, fósforo y cromo.

La mascarilla es muy sencilla de realizar. Solo tendremos que poner dos cucharadas de yogur, una cucharada de cáscara de huevo triturada y otra cucharada de zumo de un limón.

Tritura las cáscaras ayudándote de un mortero y añade dos cucharadas de yogur. Mezcla bien y añade e jugo del limón. Puedes ponerla en un bol en un envase similar. Para aplicarla bastará con poner en la cara la mascarilla y dejar actuar durante cinco minutos. Puedes realizar un masajeo mientras la tienes puesta y después aclara con agua tibia.

Atrás
Comentarios de Facebook