Compartir

Las llaves del coche son un elemento de seguridad fundamental que debe protegerse. En la actualidad, en la llave están incorporados sistemas antirrobos para resguardar el coche, es por esta razón que no se debe descuidar.

Es recomendable tener una o varias copias de las llaves, a buen resguardo, dentro de la casa o la oficina, para resolver inconvenientes con ellas. Estos inconvenientes son más comunes de lo que creemos.

Para encargar estos duplicados, se recomienda contactar con una empresa especializada en copia de llaves, destacando la posibilidad de que se pueden copiar llaves fuera del concesionario en Barcelona, de esa manera el cliente no está amarrado a una sola opción para ese servicio.

En esta empresa especializada, el duplicado de llaves es mucho más económico. Las tarifas para todos los modelos son sensiblemente más baratas que en el concesionario, ésta es una ventaja importante que hay que considerar. Esto se debe a que es un servicio sin intermediarios, que suelen encarecer el precio final, en esta empresa se contrata directo con el fabricante.

Además, es más rápido el servicio de duplicado; sólo tarda unos minutos, se ahorra tiempo, ya que hacen las copias mientras el cliente espera, todo esto con una atención esmerada.

Se pueden duplicar llaves muy simples o muy complejas. Por ejemplo, las llaves de los coches Mercedes Benz no son sencillas de duplicar, sin embargo, mediante este servicio especializado se copian sin ningún problema. De hecho, se pueden copiar las llaves de coches de todas las marcas y modelos. Además, también las arreglan, en los casos de desperfectos, golpes o mal funcionamiento, se hace el servicio de reparación.

Casos en que se deben tener copias extras

  • Si varios miembros de la familia utilizan el mismo coche. Es conveniente que cada uno tenga su juego para no tener que estar pendiente de entregar las llaves. En este caso es una cuestión de comodidad.
  • En los casos donde se deja la llave con frecuencia a cargo en parkings. Es buena idea portar una copia extra en caso que el asistente la extravíe. Esto también aplica en los casos donde, por razones varias, el coche tenga que quedar a cargo de empleados o colaboradores.
  • Es bueno guardar una copia en casa, para poder abrir el coche si se cierra con las llaves dentro. Esto es una medida de seguridad muy habitual, también se le puede dejar una copia a un familiar de confianza o a un vecino.
  • En las empresas, cuando los coches corporativos son conducidos por varios chóferes, es conveniente tener varias copias por razones de logística.

Tipos de llaves

  • Llave con espadín. Es la llave de coche tradicional. Se trata de una llave simple que se introduce en el bombín, se gira y el coche arranca. Hoy en día no se fabrican coches con este sistema, pero sí está presente en la mayoría de coches con algunos años de uso. Es muy simple, sin sistemas electrónicos. Son llaves muy económicas de adquirir, duplicar o reparar.
  • Llave con transponder. Se trata de un sistema donde la llave tiene el espadín, pero también tiene un chip. El sistema debe reconocer este chip para poder accionar la llave y abrir la puerta. Funciona también para el encendido. Ofrece un elemento adicional de seguridad que dificulta el robo del coche.
  • Llave con mando a distancia. Es el mismo sistema con transponder, pero incluye un mando que se puede activar al acercarse al coche. Este mando controla la alarma y la llave. El beneficio es poder entrar al coche más rápidamente y esto es un elemento de seguridad, ya que el tiempo en que el usuario está abriendo el coche es más vulnerable.
  • Llave con tarjeta. Es un sistema muy sofisticado. Se utiliza una tarjeta para entrar al vehículo y para arrancarlo se usa un botón. Es muy cómoda de usar y muy eficiente. En la tarjeta hay un sistema electrónico con características especiales que buscan la máxima seguridad del vehículo. Además, contiene una llave tradicional que se puede sacar para usarla en los casos en que el sistema electrónico falla.
  • Llave manos libres. Se trata de una tarjeta, pero no hay que accionarla, sino que se abre la puerta y ya. Para encender el arranque, se utiliza un botón. Estas llaves funcionan por proximidad, es decir, mientras el usuario está en el radio de acción del coche se puede accionar el sistema. Aportan elementos de confort al usuario, ya que sólo hay que tener la tarjeta en el bolsillo o el bolso.

¿Qué hacer en caso de pérdida de las llaves de coche?

  • Verificar. Hay que asegurarse que las llaves están perdidas. Puede sonar obvio, pero antes de hacer algún gasto, es necesario asegurarse que las llaves están fuera del alcance. Muchas veces las llaves están solamente extraviadas, es necesario una búsqueda exhaustiva que cubra todas las posibilidades.
  • Abrir. Cuando se esté seguro de que las llaves no van a aparecer, hay que buscar un servicio de cerrajería de coches especializado, que haga la apertura del coche de manera profesional, con el menor daño posible. Las empresas que manejan la seguridad de los coches, tienen mecanismos para hacerlo con calidad y precisión.
  • Cambiar. Cuando las llaves se extravían, y no tenemos claro cómo sucedió, es conveniente cambiar todo el sistema. Esto se debe a que no sabemos si personas extrañas están en posesión de las llaves del coche. Si no se toman todas las medidas necesarias, se puede ser víctima de un robo posterior.
  • Reparar. Si sabemos el destino de las llaves, por ejemplo, que se fueron por una alcantarilla, se quedaron en otra ciudad, etc…, entonces podemos optar por reparar el bombín tras conseguir abrir el coche. De esa manera, se pueden conservar el resto de las llaves.

Duplicar. Bien sea un nuevo sistema o conservar el mismo, se deben mandar a hacer copias de las llaves. Para ello, escoger una opción eficiente y económica. Se deben sacar suficientes, para que quede una muy bien guardada en el hogar y otra en la oficina.