Compartir

En los días vacacionales, las familias aprovechan para desplazarse. Dependiendo del periodo festivo, son frecuentes los viajes a la playa, al pueblo o a visitar a la familia. El coche, por lo tanto, se convierte en una herramienta imprescindible. Las medidas de seguridad son de sobras conocidas, pero siempre es conveniente hacer hincapié en ellas, especialmente en las referidas a los niños.

El gobierno estableció hace ya algunos años una estrategia de seguridad vial para el periodo 2010-2020 con un objetivo muy claro: cero niños fallecidos sin sistema de retención infantil. Es evidente que el riesgo siempre va a existir, pero las sillas de viaje son el mejor sistema para minimizarlos. Según los cálculos oficiales, su uso reduce entre un 50% y un 80% el riesgo de lesión en caso de accidente. Si estáis buscando una, podéis comenzar a buscar en esta url comprarlasmejores.com/silla-coche-bebe/ 

¿Qué silla deben utilizar los niños y cómo?

Los sistemas de retención deben ser utilizados desde el primer viaje que realice el niño, incluido el del desplazamiento desde el hospital a su casa. En principio, es obligatorio hasta que su altura sobrepase los 135 centímetros, aunque se recomienda seguir utilizando este método hasta que no llegue a los 150 cm.

Todos los menores con una altura inferior a esos 135 cm tienen que viajar en los asientos traseros, con su sistema de retención infantil adaptado a su talla y peso.

Es importante utilizar siempre sillas homologadas y estar pendiente de los cambios en la legislación sobre el tema. En este enlace se puede encontrar la normativa para sillas de bebé en el coche este 2019.

Consejos para que los niños viajes seguros

Con el objetivo antes mencionado, la Alianza Española por la Seguridad Vial Infantil(que engloba a fabricantes de sistemas de retención, clubes automovilísticos,universidades, pediatras, médicos de urgencias, DGT, Servei Catalá del Transit, Dirección de Tráfico del País Vasco y las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, entre otras entidades y asociaciones) lanzó el siguiente Decálogo de la Seguridad Vial Infantil.

Sistema de retención infantil

El niño siempre debe viajar sujeto con un sistema de retención infantil homologado y adecuado para su talla y peso. Esto es obligatorio en cualquier desplazamiento, sin importar que sea un trayecto muy corto. Además, nunca puede permanecer sin supervisión de algún adulto.

Sillas homologadas

Como hemos señalado, las sillas deben estar homologadas y adaptadas a la normativa más actual, ya que las distintas reformas tienden a reforzar las medidas de seguridad. Para comprobar que la silla cumple los requisitos, es necesario comprobar la etiqueta de homologación, donde aparece el peso y la talla para la que ha sido fabricada.

Centro especializado

Para asegurarse de que el sistema de retención infantil es de calidad, lo mejor es acudir a un centro especializado. En ellos, además de recibir explicaciones sobre las características de cada silla y sobre cómo instalarla, también te darán información sobre las necesidades del niño.

En cualquier caso, es importante leer con detenimiento las instrucciones que acompañan al producto y asegurarse de que se ha instalado correctamente.

No compres sillas de segunda mano

Nunca adquieras sistemas de retención infantil de segunda mano o que parezcan haber sido usado durante un largo periodo de tiempo.

Anclaje

La silla infantil y el vehículo deben actuar de forma conjunta para proporcionar la máxima seguridad posible. Antes de elegir una silla, es fundamental verificar el sistema de anclaje de tu coche y asegurarse de que la silla se ajusta a él.

Cómo sentarse

Los especialistas recomiendan que el niño se siente en el sentido contrario a la marcha durante el mayor tiempo posible, siempre respetando las limitaciones que los fabricantes de sillas infantiles hayan establecido para su producto. Antes de cada viaje, hay que ajustar bien los arneses o cinturones al cuerpo del niño, sin holguras.

Niños de más edad

Cuando los niños van creciendo, es aconsejable usar sillas con respaldo. Estas proporcionan más protección frente a los impactos laterales, además de incrementar la eficacia del cinturón de seguridad.

Frenazo o impacto

Nunca se deben poner en el interior del vehículo, al lado de los pequeños, objetos sin sujeción., ya sea equipaje o mascotas. El riesgo en caso de impacto o frenazo es mucho mayor, ya que pueden salir despedidos y causar lesiones en los pequeños.

Accidente

En el caso de que ocurra algún accidente, siempre que sea posible hay que intentar sacar al niño del coche en su sistema de retención infantil. Nunca, salvo que exista algún riesgo inminente, hay que sacarlo en brazos.

¿Puede ocupar un niño el asiento delantero?

Aunque la legislación actual obliga a los menores que midan menos de 1,35 a viajar en los asientos traseros, hay un par de excepciones a la regla.

La primera es cuando el vehículo no disponga de asientos traseros y la segunda cuando estos estén ocupados por otros menores de las mismas características.

En ambos casos, hay que instalar la silla en el asiento delantero, siempre en el sentido contrario de la marcha. Además, es obligatorio desactivar el airbag para que no dañe al menor en caso de que salte.