Compartir

Aunque muchos hemos oído sobre la inteligencia artificial, no todos entendemos bien en qué consiste. Hemos acudido a un experto que nos va a hablar sobre este concepto. Su nombre es Pablo González Muñoz y ha desarrollado su carrera profesional  en Deloitte como socio de Analítica Avanzada e Inteligencia Artificial. Antes, trabajó durante doce años en EY en los campos de la Transformación Digital y Estrategia Analítica de Clientes  tras formarse en Banco Cetelem y en The Boston Consulting Group

Inteligencia Artificial para todos

Hay consenso en admitir que la Inteligencia Artificial (IA) transformará todas las industrias, tal como lo hizo la electricidad hace 100 años, llegándose a estimar que su adopción supondrá en 2030 un crecimiento estimado del PIB de $ 13 billones.

Cuando uno escucha estas cifras, sea de lo que sea, y más aún cuando hablamos de Inteligencia Artificial, surge una pregunta  ¿Qué es la IA, exactamente? La pregunta puede parecer básica, pero la respuesta es algo complicada, de hecho hace unos meses se preguntó a las mayores 1.500 compañías del mundo, sobre el impacto de la Inteligencia Artificial en sus negocios,  y el 75% de los ejecutivos de las mismas respondieron que sus empresas se vería transformada por la Inteligencia Artificial pero al mismo tiempo el 80%  reconoció  que no sabían lo que eran y que no creían que sus compañías estuvieran preparadas para trabajar con la Inteligencia Artificial.

La inteligencia artificial es un reto

Por lo tanto, lo primero que hay que entender que la Inteligencia Artificial es un reto de negocio y esto implica que el mayor valor está en que los ejecutivos no técnicos, entiendan y comprendan cómo construir estrategia sostenible sobre la Inteligencia Artificial, entendiendo que lo que puede (¡y no puede!) hacer

En este sentido, durante mis más de 18 asesorando a ejecutivos de como  transformar sus negocios utilizando la  Analítica Avanza he llegado a la conclusión de que la Inteligencia Artificial son las capacidades de las máquinas de reproducir capacidades propias del hombre, aprender, razonar, proponer y actuar por sí mismas capturando y devolviendo información a través de reproducir  sentidos tales como ver, escuchar y  tocar de tal forma que puedan entender e interactuar con todo lo que ocurre en un entorno cambiante de forma Cognitiva y generar decisiones propias ante situaciones nuevas, de la misma manera que los humanos, y algunos animales de 4 cuatro patas.

La opinión de Pablo González

Según Pablo González de Deloitte aunque la gran ambición  es poder  desarrollar algo que se asemeje a la inteligencia humana en su plenitud,  lo que denominamos “inteligencia general artificial” , en mi opinión , nos queda mucho y nos faltan piezas que  están muy lejos a día de hoy para llegar a dicha aspiración. ¿  Esto no significa que no podamos conseguir que las compañías ganen competitividad, eficiencia o  más ingresos a través de la Inteligencia Artificial?  No , esto hay que entenderlo que tenemos que aplicar una “inteligencia artificial estrecha” aquella que resuelva problemas concretos y acotados , independientemente de su grado de complejidad, y que se pueda aplicar de  forma continua e incremental, transformando todas las áreas de la las organizaciones:  Operaciones, Finanzas, Recursos humanos, etc…

Cuando hablamos de aplicaciones, especial mención en un mundo donde los consumidores cada vez están más digitales, requiriere la aplicación de la IA como herramienta para incrementar los  decir para las áreas y funciones de  marketing y ventas, en este áreas encontramos numerosas utilizaciones que ya a día de hoy estamos siendo impactos por la Inteligencia Artificial:

Nuevas forma de a atracción y captación de nuevos clientes a través de la generación de automática de contenidos que genere una mayor  experiencia de personalización, tanto para clientes como consumidores. Estos procesos de captación de clientes evolucionarán a una relación basada en  voz , otra tecnología de inteligencia artificial, , de hecho una marca que logra que sus clientes o consumidores le busquen por voz incrementa en mucha las tasas de conversión de intención de compra

También vemos aplicaciones directas en como la incrementar la rentabilidad de nuestra base actual de clientes a través de ofertas personalizadas durante todos sus contactos con las marcas por los diferentes canales de relación , para lo cual los algoritmos de  IA se alimentan de  grandes cantidades de datos históricos, y utiliza estos datos para crear un modelo predicen nuestro próxima necesidad o el contenido o mensaje que genera mayor interés en el cliente, incluso previamente  a su decisión de compra.

El precio es otra aplicación donde la IA está logrando generar que sean dinámicos, dirigiendo ofertas especiales de precios  solo a aquellos clientes que probablemente las necesiten , construyendo algoritmos que determinan que  probable es que un cliente necesite otro precio para realizar la compra y cual compraría con el precio actual en ese mismo momento. Esto significa que puede aumentar las ventas sin reducir mucho sus márgenes de ganancia, maximizando el beneficio.

Por último, su aplicación a como es atendido un clientes de una forma más personalizada a través de centros de atención remotos que implementan algoritmos Cognitivos que desde la primera llamada, entiendo el motivo real de la misma, responden a dicho motivo y los más avanzados generar recomendaciones personalizadas, mejorando los resultados de un operador humano, que para conseguir dichos niveles de eficiencia requiere una alta formación en atención a clientes

Por concluir, la IA sigue siendo un campo muy  aspiracional, y su definición está en constante evolución, pero ya estamos logrando a través de estrategia de IA estrechar empezar a transformar partes concretas de los negocios y sectores