domingo, 27 septiembre 2020 16:53

La historia de El Gordo

Cada Navidad, escuchamos a todo el mundo hablar del Gordo y de las expectativas que se generan alrededor de él. Sin embargo, la mayoría de nosotros apenas conocemos la historia de este premio de la lotería que, cada año, alegra la vida a unos pocos. Seguramente por eso, muchos ya están adquiriendo sus décimos desde este momento en el que el verano aún está dando sus últimos coletazos. Efectivamente, actualmente ya está el Gordo a la venta.

Por qué el Gordo

Se conoce como el Gordo al premio más alto de la lotería de Navidad. No obstante, su nombre no se debe únicamente a las cantidades entregadas, sino también a un pequeño personaje publicitario. “El fanático por la lotería” o “el enano afortunado” apareció durante buena parte del siglo XIX en estampas y libros publicitando la lotería de Navidad.

Caracterizado por su traje, compuesto por multitud de combinaciones de lotería, “el enano afortunado” extendió su fama a la lingüística constituyendo la “suerte del enano”: una frase hecha que pervivió durante décadas en  el castellano.

Un premio con historia

La lotería de Navidad fue creada por el rey Carlos III en 1763, a imitación de la Loto Italiana. A la “lotería de números” o “primitiva” la sucedería la conocida como “Lotería Moderna”, creada por las Cortes de Cádiz. El primer sorteo de esta lotería tuvo lugar en la misma ciudad de Cádiz el 18 de diciembre de 1812. El Gordo de aquel año consistió en un premio de 8.000 pesetas.

Sin embargo, no fue hasta finales del siglo XIX, concretamente hasta el año 1892, cuando el premio pasó a denominarse Sorteo de Navidad.

Cantidad de los premios

De las 8.000 pesetas de sus inicios, el Gordo de la lotería de Navidad ha pasado a entregar en total 4 millones de euros el pasado año 2018. Cada décimo supuso, por lo tanto, 400.000 euros que se convirtieron en 322.000, una vez deducidos los impuestos correspondientes. Unas cantidades que hacen del Gordo un jugoso premio.

Será por esto que, cada Navidad, todos los medios de comunicación publican tanto en sus ediciones web como en papel las localizaciones geográficas de los ganadores del GordoEl año pasado, en este sentido, el premio estuvo muy repartido por todo el territorio español con ganadores en Cuenca, Bilbao, Guernica y Huesca. Igualmente, el premio también recayó en Santa Cruz de Tenerife, A Coruña, Segovia y Valladolid, entre otras localidades españolas.

Dónde suele caer

Aunque todo depende del azar, tradicionalmente ha habido algunas comunidades autónomas más afortunadas que otras. Por ejemplo, en Cataluña el Gordo de la lotería de Navidad ha caído hasta en 64 ocasiones, mientras que en Castilla y León, sus habitantes apenas han sido los afortunados.

Lo importante es no perder la ilusión. Tal vez por eso las cifras de compra de décimos no dejan de aumentar como refleja alguna que otra noticia. Como bien decía el propio Carlos III, “el que juega mucho es un loco, pero el que no juega nada es un tonto”.