Inicio Estilo de vida

Internet en tu segunda residencia, un servicio cada vez más demandado

Compartir

Cada día es más habitual escapar de la ciudad e irse al pueblo a desconectar, ya sea por motivos de trabajo o simplemente a pasar el fin de semana o unas vacaciones. Los pueblos se están convirtiendo en el refugio para desconectar de muchas personas que quieren escapar de la rutina y las aglomeraciones que hay en las ciudades.

En un mundo donde la tecnología está presente en casi todas las facetas de nuestra vida, lo más normal es querer tener una conexión a de calidad Internet allí donde vamos. Normalmente tenemos contratada una tarifa de Internet para nuestra vivienda habitual, que es donde pasamos la mayor parte de nuestro tiempo, pero ¿qué hacemos cuando vamos de vacaciones a nuestra segunda residencia o cuando tenemos que teletrabajar allí?

Existen varias opciones como pueden ser compartir datos de nuestro teléfono móvil configurando sus puntos de acceso, a través de dispositivos MIFI o contratando Internet en nuestras segundas residencias. 

Esta última opción es la más cómoda y fiable en cuanto a calidad y estabilidad de la conexión, ya que no se consumen los GB de tu móvil y puedes trabajar, ver series, películas, etc. en streaming sin estar pensando en los GB que estás gastando de tu Smartphone.

Cada vez son más las compañías de telefonía e Internet que añaden a sus servicios habituales el servicio de segunda residencia, ofreciendo a sus clientes un segundo servicio para que puedan ir de vacaciones o teletrabajar con tranquilidad a precios asequibles y sin consumir los datos de su móvil. Normalmente, estos servicios son el complemento a un servicio principal de la compañía y se ofrecen a un precio más económico que la tarifa de la vivienda habitual. Podemos encontrar servicios de segunda residencia desde 16,99€/mes, con los que podremos ir de vacaciones a nuestro pueblo cuando queramos sin preocuparnos de nuestra conexión a Internet.