Quantcast

Los expertos de Cerrajeros Servihogar nos recomiendan las cerraduras más seguras

Uno de nuestros bienes más preciados es la vivienda. En ella no solo vivimos, sino que también tenemos muchos recuerdos y muchos bienes de valor. Por este motivo es importante protegerla para que nadie externo a la familia pueda entrar en la vivienda y arrebatarnos lo que es nuestro. Y para conseguirlo, lo mejor que se puede hacer es apostar por instalar una de las cerraduras más seguras del mercado.

Se ha demostrado que todo el mundo cuando llega a su casa se quiere sentir seguro para relajarse y disfrutar de su pequeño nidito. Pero el hogar no nos ofrece esa seguridad por arte de magia, sino que tenemos que buscarla para evitar que terceras personas no quiten esa seguridad.

Los últimos estudios han demostrado que a pesar de que todo el mundo se quiere sentir a gusto en su casa, la verdad es que pocas personas se preocupan por el estado de la cerradura. Hay que recordar que el sistema de seguridad más importante de una vivienda es la cerradura, de aquí que siempre tengamos que tener la mejor cerradura para evitar que los ladrones o incluso los okupas puedan acceder a nuestro hogar. Con esto quiero dejar claro que la cerradura es el elemento de seguridad más importante a la hora de defender la vivienda a través de la puerta de entrada.

Como nos comentan desde CerrajerosServihogar.com, a la hora de recibir una vivienda recién comprada, lo primero que tenemos que hacer es cambiar la cerradura. Un error muy común es acceder a la vivienda y no cambiar la cerradura. Esto hace que la seguridad que vamos a disfrutar no sea la adecuada. Me explico, las llaves de una vivienda en obras pasan por muchas personas. No tenemos la seguridad de que nadie ha realizado una copia de las llaves y luego pueden entrar en la vivienda sin nuestro permiso. En el caso de que compremos la vivienda de segunda mano, también es importante cambiar la cerradura para evitar que los antiguos propietarios puedan acceder a nuestra vivienda. Y ya que vamos a cambiar la cerradura, es importante cambiarla por una que nos ofrezca la mejor seguridad posible en estos momentos. Igual de importante es cambiar la cerradura cada pocos años para tener la certeza de estar seguros en casa. Te mostramos las mejores opciones gracias a la ayuda de los cerrajeros Servihogar.

Cerraduras antibumping

A la hora de instalar una nueva cerradura es importante que la misma ya cuente con la tecnología antibumping para evitar que los ladrones puedan usar ese medio tan sencillo para abrir nuestra puerta. Está demostrado que las personas que cuentan con una cerradura que no tiene sistema antibumping, son personas que están muy expuestas a los ladrones y a los okupas. Son cerraduras muy fáciles de forzar, de aquí que todos los modelos que se venden actualmente ya sean antibumping.

Hay que recordar que el bumping ha sido un sistema que usaban los cerrajeros para abrir las puertas de sus clientes cuando habían perdido las llaves. Pero esa técnica rápidamente la copiaron los ladrones para poder acceder a las viviendas con facilidad. Por este motivo, ya no hay ni un solo profesional dentro del mundo de la cerrajería que instale una cerradura bumping a sus clientes. A la hora de renovar nuestra cerradura, siempre nos tenemos que asegurar que cuenta con la protección especial del antibumping para evitar ponérselo demasiado fácil a los ladrones.

Cerraduras embutidas

También son conocidas como cerraduras empotradas. Son una variedad de cerradura que amplia de manera importante la seguridad de la puerta, de aquí que podamos vivir un poco más tranquilos si la instalamos.

Son cerraduras que se instalan en la parte interior de la puerta. Son cerraduras muy complicadas de forzar, de aquí que se presenten como un medio de seguridad realmente seguro. Por supuesto, las cerraduras embutidas pueden ir acompañadas con otros mecanismos de seguridad que aportan un plus de seguridad a la puerta. Por ejemplo, la tradicional cadena ayuda a que la seguridad sea un poco más elevada. También hay sistemas de bloqueo internos que impiden que nadie desde el exterior pueda abrir la cerradura.

Cerraduras invisibles

Es un tipo de cerradura que se está poniendo muy de moda. No solo porque funciona a través de la última tecnología, sino porque realmente hace muy bien su labor.

Las cerraduras invisibles se instalan en el interior de la puerta, por lo que los ladrones no tienen acceso a dicha cerradura para forzarla. Para abrir y cerrar la puerta, las cerraduras cuentan con un mando a distancia. Solo hay que pulsarlo y la cerradura se abrirá para que podamos abrir la puerta. Y una vez dentro, solo la tenemos que bloquear y nadie podrá acceder a la vivienda. Por supuesto, para evitar que el ladrón pueda piratear la señal, los códigos cambian cada vez que se usa la cerradura. Esto hace que las cerraduras invisibles sean de las más seguras a día de hoy se hayan convertido en un gran complemento a las cerraduras mencionadas anteriormente. Hay que recordar que si el ladrón fuerza las cerraduras anteriores, luego se dará cuenta de que la cerradura invisible no la puede forzar y en consecuencia tendrá que cesar en su empeño. Son una gran opción para las familias que buscan la máxima seguridad.

Cerraduras multipunto

Este tipo de cerraduras no son aptas para todo tipo de puertas. Solo se recomiendan en las puertas que son blindadas o acorazadas. Estas cerraduras destacan por tener una barra de acero vertical que bloquea la totalidad de la puerta. Esto hace que sean muy seguras y los ladrones tengan realmente complicado el forzado de la cerradura. Además, cuenta con varios puntos de anclaje que están a lo largo de esa barra, de aquí que sea una cerradura realmente segura para las personas que tienen la suerte de disfrutar en sus hogares de ese tipo de puerta. No son fáciles de instalar, siempre se recomienda que sean instaladas por un buen cerrajero.

Ahora que conoces las cerraduras más seguras, es el momento de elegir qué tipo de cerradura se adapta mejor a tus necesidades. No olvides que la combinación de varias opciones siempre aumentará la seguridad de tu vivienda. Y si realmente quieres sacar el máximo provecho a las mismas, te recomiendo que la cerradura siempre sea instalada por un cerrajero profesional. Una cerradura mal instalada puede ser sinónimo de ponerle las cosas realmente fáciles al ladrón o al okupa. Tenlo en cuenta a la hora de intentar ahorrar un poco de dinero en la instalación.

Comentarios de Facebook