Compartir

Aunque Marilyn Monroe no necesitó un eTA Canadá para lanzarse al estrellato, su paso por las cataratas del Niágara la hicieron convertirse en una megastar del celuloide.

La película “Niágara”, rodada por Henry Hathaway en 1953 en el icónico paisaje canadiense, lanzó a la rubia de oro de Hollywood al estrellato y a una serie de éxitos como “Los caballeros las prefieren rubias” o “Cómo casarse con un millonario”.

Sin embargo, la película localizada en Canadá siempre será recordada como uno de los mejores papeles de Marilyn, quien junto a Joseph Cotten, protagonizó un filme de suspense inolvidable.

Esa cinta divulgó en todo el mundo uno de los espacios míticos de Canadá, un país probablemente aún por descubrir para muchos españoles y que cada año visitan más de 21 millones de personas, según la Organización Mundial del Turismo.

Aunque muchas veces pasa desapercibido, Canadá es el segundo país más grande del mundo, después de Rusia. Una nación que aúna su marcada dualidad anglosajona y francesa, producto del colonialismo, con una Historia milenaria, ya que se han hallado restos que demuestran que los vikingos visitaron la costa atlántica de Canadá en torno al año 1000.

En la actualidad, es uno de los países más multiculturales y multiraciales del planeta. con más de 100 nacionalidades y más 200 etnias que conviven en armonía en cosmopolitas ciudades como Toronto, Montreal, Vancouver, Ottawa y Quebec.

Con uno de los mayores índices de calidad de vida del mundo, Canadá alberga espacios naturales sin parangón, como las ya citadas cataratas del Niágara, miles de lagos y las legendarias Montañas Rocosas.

Un viaje ideal tras el confinamiento

Sin duda, es un destino idóneo para hacer un viaje cuando termine el actual confinamiento. Por eso, lo primero que debe saber antes de hacer las maletas rumbo a Canadá es si necesita un eTA Canadá o un visado para Canadá.  Para obtener un visado, es necesario pedir una cita en la Embajada o Consulado de Canadá, mientras que la eTA se puede solicitar online en cuestión de minutos.

En general, los españoles que quieran volar a Canadá no necesitan visado. En lugar del visado Canadá, bastará con solicitar una eTA Canadá, con el que podrá permanecer un máximo de 6 meses consecutivos en Canadá por viajes por turismo, negocios, estudios, visitas familiares y escalas en Canadá. Solo si tiene un visado o un pasaporte canadiense o estadounidense no necesita una eTA. La mayoría de viajeros eligen la eTA porque es más barata, sencilla y rápida de solicitar que un visado.

Los viajeros que no tengan una eTA Canadá no podrán hacer el check-in para vuelos a Canadá y se les denegará el embarque. También es necesario tener una eTA si el vuelo a Canadá es una simple escala a otro país; incluso si no sale del aeropuerto durante el tránsito.

La eTA es válida durante 5 años desde su aprobación. Si el pasaporte con el que se solicitó caduca antes de esa fecha, también expirará la validez de la eTA. En ese caso, será necesario hacer una nueva solicitud de la eTA con un nuevo pasaporte para poder volver a viajar a Canadá.

Durante el periodo de validez de la eTA Canadá puede viajar de forma ilimitada a Canadá; sin embargo, cada visita puede durar 6 meses como máximo. Además, su pasaporte debe tener al menos 1 día de validez después de su fecha de partida.

El visado para Canadá

Tiene que solicitar un visado si por ejemplo quiere trabajar para una empresa canadiense o si quiere permanecer más de 6 meses consecutivos en Canadá.
El visado canadiense se puede dividir en dos categorías principales: visados de residente temporal (Temporary Resident Visa, o TRV) y visados de residente permanente (Permanent Resident visa, o PR).

Los visados de residente temporal sirven para ir a Canadá por vacaciones, estudios o trabajo. Los permisos de residencia permanente se aplican a cualquier persona que desee establecerse en Canadá durante un largo periodo de tiempo, por ejemplo para emigrar a Canadá.

No obstante, con independencia de todo ello es aconsejable conocer las recomendaciones del Ministerio de Asuntos Exteriores.  En todo caso, el eTA Canadá es sinónimo de descubrir un país con infinidad de impactos para los sentidos.