Compartir

Cada vez más propietarios optan por remodelar completamente su vivienda o local

 

En lo que va de 2018, las reformas integrales se han multiplicado respecto a años anteriores y es una tendencia que no parece tener fin. Según datos de la compañía Reformas SYR, empresa referente en el sector, cada vez son más numerosos los propietarios de locales y viviendas que deciden modificar completamente su vivienda. En particular, las reformas integrales en Zaragoza están viviendo un gran repunte, cambiando completamente el diseño y estructuras de las casas.

 

Tipos de reformas con mayor demanda

 

Una reforma integral implica modificar y variar por completo una casa,  alterando su aspecto hasta el punto de conseguir una vivienda prácticamente nueva. Suelo, techos, distribución de habitaciones, baños, cocina, salón, paredes.. son elementos modificados en una reforma integral para conseguir más espacio, crear nuevos ambientes y conseguir una casa o local mucho más cómodo y útil, además de estéticamente atractivo.

 

Por otra parte, una reforma integral también puede afectar al mobiliario, como puertas y ventanas y a la instalación de tuberías, calefacción o aire acondicionado.

 

Las reformas en Zaragoza más demandadas en la actualidad buscan, en muchos casos, salas amplias con mayor aprovechamiento de espacios abiertos y lograr una mayor sensación de amplitud.

 

El estilo vintage, combinando elementos de distintas épocas con un toque clásico, está haciendo furor entre muchos aragoneses. Este tipo de reforma utiliza muebles restaurados, suelos de madera con apariencia antigua y ambientes que recuerdan a otros siglos.

 

Otro tipo de reforma que también es muy solicitado es el de estilo minimalista, que suele combinar modernidad y clasicismo para obtener espacios muy bien aprovechados, acogedores y muy atractivos estéticamente. La sobriedad impera en un estilo que transmite luminosidad y confort.

 

La importancia de contratar a expertos

Las reformas integrales de viviendas tienen cierta complejidad e implican modificar muchos elementos y tareas de ejecución. Por ello, el principal consejo para acometer esta clase de obras es contratar siempre a expertos especializados, contrastados y con años de experiencia.

Las compañías especializadas en reformas integrales más valoradas por los clientes siguen un meticuloso proceso de trabajo para llevar a cabo de la forma más eficaz su labor.

“El proceso de trabajo es fundamental porque garantiza el resultado. Nosotros siempre hablamos con el cliente antes de iniciar la reforma para entender perfectamente sus necesidades y responder a todas sus dudas”, explican desde Reformas SYR.

Tras la reunión entre el director de la empresa y el cliente, el siguiente paso ha de ser preparar un presupuesto a medida, adaptado a todas las necesidades expresadas por el propietario de la vivienda. A continuación, los expertos planifican el proceso de la obra en su totalidad, teniendo en cuenta todos los materiales que serán imprescindibles para llevarla a cabo. Después de esto, ya es el turno de la ejecución de la reforma. Los profesionales más expertos suelen ejecutar la obra estando siempre en contacto con el cliente e informándole puntualmente de todos los avances realizados. Por último, una vez realizada la reforma, los técnicos de la compañía hacen una inspección con el cliente para comprobar que todo está correcto y que la reforma integral responde a lo estipulado.

El peligro de los aficionados

Con el incremento del número de reformas integrales solicitadas por propietarios en Aragón y Zaragoza, aumenta también el peligro de la aparición de intrusos sin formación que intentan realizar estafas. Si se contrata a falsos profesionales que fingen una experiencia que no tienen, hay un grave peligro para la integridad de las personas que vivirán en la casa mal reformada.

 

Los falsos profesionales ejecutarán la obra con pobres materiales, de mala calidad, sin cumplir las medidas de seguridad oportunas y sin ejecutar los trabajos como habían prometido.

Para evitar caer en las manos de estos estafadores, hay diversas formas de identificarlos, pues suelen tener un proceder común:

  • Ofrecen presupuestos muy bajos, que no se corresponden con los precios de mercado

 

  • Estos presupuestos bajos son inflados con posterioridad con partidas ocultas, difíciles de justificar;

 

  • La calidad de los materiales no es especificada en ningún momento de forma clara;
  • No saben responder con claridad a las preguntas formuladas por el cliente, contestando con evasivas que, en realidad, no explican nada;

 

  • Entre su mano de obra se cuentan operarios sin experiencia ni cualificación para realizar los trabajos. No están formados ni preparados y constituyen un auténtico peligro cuando se ponen “manos a la obra”.

Por último, otra forma de descubrir a estos falsos profesionales es consultando la red. Si no tienen web corporativa es un gran motivo de sospecha. Es una buena idea preguntar opiniones sobre la empresa a otros usuarios en Internet. Una buena empresa de reformas integrales tendrá una página web actualizada y será fácil encontrar opiniones positivas de clientes sobre sus trabajos realizados.