Compartir

El sector del automóvil se está volcando con la crisis sanitaria provocada por el COVID-19, con prestaciones como la cesión de flotas de vehículos y fabricación de respiradores y máscaras o la cesión de impresoras 3D, La colaboración de todos es fundamental para acabar con la crisis del coronavirus, y la industria automovilística lo sabe por eso colabora con diversas iniciativas.

Así, algunos fabricantes han optado por ceder sus flotas de automóviles para los desplazamientos de los sanitarios durante estos días. Como Ford España, que ha firmado, con la colaboración de la fundación SERES, un acuerdo con Cruz Roja Española por el cual, con efecto inmediato, cede vehículos de su flota durante el periodo de duración del estado de alarma decretado por el Gobierno para el desplazamiento de su personal sanitario, traslado de pacientes leves a los nuevos hospitales habilitados, reparto de alimentos a personas mayores aisladas o en necesidad y transporte de personas sin recursos en albergues.

También Hyundai, hace días que ha firmado un acuerdo con varios hospitales de la Comunidad de Madrid, para la cesión de una flota de vehículos para desplazamientos del personal hospitalario, bajo el lema #YoCedoMiCoche.  Una iniciativa que ha hecho extensiva al resto de España gracias al apoyo de su red de concesionarios. Casi un centenar de vehículos de toda España, se han puesto a disposición de centros sanitarios y hospitales locales, a los que se suman los 65 que Hyundai Motor España ha cedido en Madrid al Hospital Universitario de la Paz, al Hospital General Universitario Gregorio Marañón y al Hospital Universitario Ramón y Cajal.

Así mismo, Kia se ha sumado a esta iniciativa #YoCedoMiCoche, poniendo su flota corporativa a disposición del personal sanitario que está combatiendo la pandemia del coronavirus. Kia Motors Iberia colabora cediendo una flota de 15 vehículos para el transporte de médicos, enfermeros y demás personal sanitario.

Por otro lado la Confederación Nacional de Autoescuelas, también ha suscrito recientemente un acuerdo de colaboración con Cruz Roja Española, para atender a afectados por la pandemia del coronavirus, con actividades como el reparto a domicilio de alimentos, medicinas y productos de primera necesidad, así como el transporte de personas.

LOS RESPIRADORES DE SEAT Y RENAULT

La factoría de Seat en Martorell, ha pasado fabricar  respiradores asistidos, para colaborar con el sistema sanitario en plena crisis del COVID-19. Desde el inicio de la crisis, en Seat se pusieron en marcha distintas iniciativas orientadas a luchar contra la propagación del virus, en concreto respiradores. Un equipo de ingenieros comenzó el diseño de varios prototipos, 13 en total, hasta llegar al modelo final.

El resultado ha sido el OxyGEN, diseñado en colaboración con Protofy.XYZ, en él se emplean engranajes impresos, ejes de cajas de cambios y el motor adaptado de un limpiaparabrisas. Cada respirador cuenta con más de 80 componentes electrónicos y mecánicos, y pasa un exhaustivo control de calidad, con esterilización de luz ultravioleta.

También en Valladolid, medio centenar de empleados de Renault, ha puesto en marcha su creatividad e ingenio, haciendo máscaras para hospitales y residencias de ancianos en las impresoras 3D de sus domicilios, poniendo en marcha la iniciativa “Renault al rescate”, a la que se han sumado los empleados de todas las factorías de la marca del rombo española y, de todas las áreas de la empresa, han querido sumarse al movimiento. Unos, fabricando desde su casa en impresoras 3D y otros,  haciendo una aportación económica al crowdfunding. En tan solo diez días de producción, 125 colaboradores, con un total de 154 impresoras 3D, han producido 3.370 mascaras, que han sido distribuidas en hospitales y residencias de ancianos de Valladolid, Palencia, Málaga y Jerez.

En este sentido, los trabajadores de Renault colaboran también con un grupo nacional en el diseño de respiradores, que se realizarán en impresoras 3D que el Grupo Renault ha puesto a su disposición. Los empleados de Renault han propuesto varias mejoras en la válvula del prototipo que se ha diseñado, y que está ahora mismo pendiente de la validación  por el Ministerio de Sanidad, para empezar a fabricar en serie.

LOS FABRICANTES DE COMPONENTES, TAMBIÉN

Pero, los fabricantes de componentes también se suman al reto de combatir el Covid 19 . Por un lado, el Grupo Antolín fabrica batas para el personal sanitario, unas 4.000 al día, empleando como material el revestimiento utilizado en la producción de techos. Y, por otro, componentes para pantallas protectoras. Asimismo, la empresa de reparación y sustitución de lunas de automóviles Carglass España, ha aportado 5 impresoras 3D para el proyecto ‘Coronavirus Makers’, que fabrica respiradores y viseras antisalpicaduras, para personal sanitario y voluntarios de reparto de alimentos. Este proyecto, que cuenta con un amplio grupo de voluntarios en red, con perfiles tan variados como la medicina, biotecnología, impresión 3D y diseño industrial,  ha sido creado para la fabricación de aparatos de respiración asistida y pantallas protectoras.