Compartir

La producción de Jaguar Land Rover, se detendrá en sus fábricas británicas durante una semana, en noviembre, uniéndose a BMW y Toyota,  para ayudar a mitigar cualquier interrupción inmediata de un Brexit sin acuerdo.

El CEO de JLR, Ralf Speth, ha declarado a la prensa, en un evento en Gaydon, en el centro de Inglaterra, para conmemorar la apertura de un nuevo centro avanzado de creación de productos, que tenía que hacer planes ahora, incluida una parada en la producción, en sus cuatro fábricas británicas durante la primera semana de noviembre, “no podemos pensar en eso, solo tenemos que hacerlo”. La medida afectará a las tres plantas de automóviles de la compañía, que colectivamente construyeron casi 5 millones de automóviles de Gran Bretaña, el año pasado y, sus instalaciones de motores en Wolverhampton.

Por su parte, Toyota anunció en agosto, que no fabricará automóviles en su fábrica británica el 1 de noviembre, mientras que BMW detendrá la producción en su planta de Oxford Mini, el 31 de octubre y el 1 de noviembre.  Hay que recordar que el primer ministro Boris Johnson, ha prometido sacar a Gran Bretaña de la UE, con o sin un acuerdo de salida, el 31 de octubre. Sin embargo, no está claro si eso sucederá o si el Brexit se retrasará, volverá a un referéndum o, incluso, se cancelará.