Inicio Destacadas

Nuevo Jeep Compass, totalmente conectado, con nuevas tecnologías e híbrido enchufable

Compartir

La libertad es y siempre ha sido un valor fundamental para la marca Jeep,  y es especialmente apreciada  en un momento en que las circunstancias han obligado a todos a confinarse, para protege el bien común. Pero gracias a la conectividad que ofrecen las nuevas tecnologías, es posible una auténtica experiencia Jeep, incluso antes de subirse a bordo. Esta es una de las contribuciones de la marca a la recuperación y está representada por el lanzamiento al mercado del nuevo Jeep Compass, producido en Europa en la planta de FCA en Melfi, en el sur de Italia, para dar servicio a clientes italianos y europeos. Como plena manifestación del espíritu  «Go Anywhere, Do Anything»  de la marca Jeep, el nuevo Compass  ahora presenta nuevas tecnologías de infoentretenimiento y propulsión, para garantizar y mejorar la libertad de conductor y pasajero.

El Jeep Compass producido en Melfi ofrece una gama completa de cinco niveles de Equipamiento: Sport, Longitude, Night Eagle, Limited y S, según el mercado, todos equipados con eficientes motores turbo de gasolina y diésel con tracción delantera, las versiones con tracción en las cuatro ruedas estarán disponibles en la segunda mitad de este año en combinación con la tecnología 4xe.

Nuevo motor turbo de gasolina de 1.3 litros

El nuevo motor turbo de gasolina de cuatro cilindros y 1.3 litros que equipa el Jeep Compass producido en la planta de FCA en Melfi, en la región italiana de la Basilicata, forma parte de la nueva familia FCA Global Small Engine, lanzada a mediados de 2018 en el Jeep Renegade. Este motor se basa en una estructura modular y está disponible en el Jeep Compass en la configuración de cuatro cilindros con dos potencias: 130 CV en combinación con un cambio manual de seis velocidades y 150 CV cuando se combina con un cambio de doble embrague en seco de seis velocidades (DDCT), ambas con tracción delantera. Esta es la primera aplicación de un cambio automático en combinación con la tracción delantera en el Compass, y lo hará más asequible para los nuevos clientes en el segmento C-SUV (las ventas de los 4×2 automáticos representan actualmente el 28 % del mercado en Europa). El nuevo motor de gasolina de 1.3 litros cumple con los estándares Euro 6D Final e incorpora el filtro GPF (filtro de partículas de gasolina). El nuevo motor turbo de gasolina de 1.3 litros está diseñado para ofrecer unas prestaciones excelentes tanto dentro como fuera de la carretera, al tiempo que ofrece un excelente confort de marcha. En el Compass, el motor de gasolina de 1.3 litros se ha actualizado con una combinación turbo específica que maximiza la respuesta del motor a baja velocidad y reduce las emisiones de CO2 hasta en un 27 %. El nuevo motor también optimiza el consumo de combustible hasta en un 30 % (ciclo WLTP) en comparación con las anteriores versiones de  gasolina  4×4 con cambio automático.

La oferta de motores del Compass se completa con un diésel 1.6 MultiJet II de 120 CV, 320 Nm de par, caja de cambios manual y sistema SCR (reducción catalítica selectiva) disponible en combinación con la tracción delantera. Los modelos 4xe, aquellos que cuentan con tecnología eléctrica híbrida enchufable, estarán disponibles  con un motor eléctrico acoplado a una versión de 190 CV y 240 CV, de la familia Global Small Engine, de 1.3 litros. Llegarán a los concesionarios europeos en la segunda mitad de este año. Ambas versiones 4xe contarán únicamente con tracción en las cuatro ruedas. Su precio, desde 27.500 euros hasta 32.950 euros o, con una entrada de 6.000 euros y una cuota de 275 euros mensuales, durante tres años y 15.000 kms anuales.