Compartir

La última unidad del Volkswagen Beetle, ha salido de la línea de producción de las instalaciones de Volkswagen México.El icónico automóvil, ha sido un elemento básico de la línea de Volkswagen desde 1945, acumulando más de 21 millones de unidades vendidas en todo el mundo, en sus tres generaciones. El último modelo salido de la línea de producción de Volkswagen ha sido el pasado miércoles día 10 de este mes de julio, en la localidad de Puebla, México.

Esta planta de Puebla, se va a reconfigurar para producir un nuevo SUV compacto, centrado en el mercado norteamericano, que se ubicará en la gama de Volkswagen, por debajo del actual Tiguan. El Beetle final, que cuenta con un tablero personalizado y asientos acolchados, estará expuesto en una exhibición conmemorativa, en el museo de Volkswagen, situado en la misma fábrica.

Algo de historia La primera generación del Volkswagen Beetle “Tipo 1”, sobrevivió a una producción de 58 años, con el último ejemplo saliendo de la línea en 2003. Los últimos ejemplos se mantuvieron fieles al modelo original, con la excepción de la inyección de combustible y los frenos de disco, compartiendo el primer estilo clásico de Beetle, con el motor refrigerado por aire, montado en la parte trasera.En 1998, Volkswagen lanzó el “New Beetle” de segunda generación en Europa, y fue eliminando gradualmente el Tipo 1 de larga vida en México y América del Sur. Compartió sus fundamentos con el Mk4 VW Golf, y fue uno de los primeros en adoptar el diseño “retro moderno”, precediendo al MINI, de BMW, dos años. El modelo de segunda generación se suspendió en 2010, momento en el cual se vendieron más de 1.200.000 unidades. Fue reemplazado por la tercera y última generación del Beetle, en 2011. Basado en el Mk6 Golf, estaba disponible en versiones de techo rígido y descapotable y, se ofreció con una amplia gama de opciones de personalización. Desde la variante de segunda generación, la producción fue realizada completamente, en las instalaciones de Volkswagen en Puebla, que suministraban coches a 91 mercados en todo el mundo. Scott Keogh, CEO de Volkswagen America, ha resumido el final del Beetle, afirmando que, “es imposible imaginar dónde estaría Volkswagen sin el Beetle”. Desde su lanzamiento en 1949, hasta el diseño de inspiración retro de hoy, ha demostrado la capacidad de nuestra empresa, para colocar clavijas redondas en agujeros cuadrados de la industria automotriz. Si bien, ha llegado el momento de reconocer que, el papel que ha desempeñado en la evolución de nuestra marca, será siempre apreciado”. Potencialmente, Volkswagen podría revivir la placa de Beetle en el futuro, con un nuevo modelo totalmente eléctrico de inspiración retro, basado en la misma plataforma MEB modificada que el I.D. Calesa. Aún, no se han confirmado los planes oficiales, pero el nuevo Beetle podría ser una representación más auténtica del automóvil original, con un motor eléctrico montado en la parte trasera y una tracción trasera. Habrá que esperar decisiones de la cúpula directiva en un futuro.