Quantcast

Fuego se redujo 48% en 2020 hasta el 16 de agosto y 64,16% se concentra en el noroeste

El fuego ha arrasado 29.953 hectáreas de superficie en lo que va de año, hasta el 16 de agosto, según datos del Centro de Coordinación de la Información Nacional sobre Incendios Forestales (CCINIF) del Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico, que reflejan que los incendios se han reducido en torno a un 48 por ciento en 2020 respecto al año anterior y de ellos, el 64,16 por ciento se concentra en Galicia, Asturias, Cantabria y las provincias de León y Zamora.

Además, en lo que va de año siete incendios han superado la cifra de 500 hectáreas, lo que los sitúa en la categoría de grandes incendios forestales (GIF). De ello, el peor has sido el de Lober de Aliste (Zamora), que la Junta de Castilla y León ha dado este viernes por extinguido después de calcinar 1.934 hectáreas de superficie desde el 15 de agosto.

En todo caso, el Ministerio advierte de que pese a los datos positivos de este año es necesario extremar el cuidado y las medidas de prevención en esta época de alto riesgo de incendios.

En cuanto al número de siniestros, hasta el 16 de agosto se han contabilizado 5.046 de los que 3.490, casi el 70 por ciento (69,1%) fueron conatos, y el resto 1.916 (el 37,9%) fueron incendios. Respecto a la media del último decenio, que se sitúa en 7.928 fuegos, el volumen de incendios es un 31 por ciento inferior.

En total resultaron afectadas 29.953,92 hectáreas de superficie forestal, que incluye tanto vegetación leñosa como herbácea, un 48 por ciento menos respecto a la media del decenio y un 70 por ciento menos de superficie arbolada.

Por zonas, el noroeste, que incluye a Galicia, Asturias, Cantabria y las provincias de Zamora y León, sufrió el 64,16 por ciento de la superficie afectada y más de la mitad, el 51,72 por ciento de los siniestros registrados.

Del total de siniestros, el 32,35 por ciento tuvieron lugar en el noroeste, un 32,35 por ciento en las comunidades interiores; un 15,13 por ciento en el Mediterráneo y 0,80% en Canarias.

El año 2020 suma ya siete GIF, de los que tres se registraron durante el mes de febrero. Dos de ellos en Tineo (Asturias) y uno en San Nicolás de Tolentino (Gran Canaria). Los cuatro restantes se han producido desde finales de julio hasta el 15 de agosto, en Cualedro (Orense); Robledo de Chavela (Madrid); Plasencia (Cáceres) y, el más reciente y mayor, el de Lober de Aliste (Zamora).

Para el Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico, pese a la cifra creciente respecto a los datos anteriores, la tendencia de 2020 es de reducción tanto del número de siniestros como de superficie afectada por lo que el departamento hace un cauteloso y provisional balance positivo.

En todo caso, insiste en la importancia de mantener la precaución y el cuidado ya que esta es una época de alto riesgo en la que se deben extremar las medidas preventivas.

Por otro lado, informa de que desde el 2 de enero hasta el 16 de agosto, el Ministerio ha ayudado a las comunidades autónomas –competentes en la gestión de los incendios forestales– en 854 intervenciones en 303 incendios forestales.

Por comunidades autónomas, las que más actuaciones han recibido por parte del Ministerio son Galicia, Castilla y Léon y Andalucía. Hasta el 16 de agosto, en Galicia se ha producido 79 incendios con 361 intervenciones; en Castilla y León, 37 incendios con 118 intervenciones, y en Andalucía, 48 incendios con 81 intervenciones.

Este año, el MITECO cuenta con 73 aeronaves para la campaña de verano, 7 unidades móviles de análisis y planificación sobre el terreno y cerca de 1.000 efectivos entre técnicos, pilotos y mecánicos de las aeronaves,personal de las brigadas forestales y las bases de medios aéreos y trabajadores del Ministerio, entre otros y cuenta con un presupuesto de 85 millones de euros.

Dentro del personal que trabaja para el MITECO en este dispositivo, el grupo más numeroso lo forman las Brigadas de Refuerzo en Incendios Forestales (BRIF), formado por cerca de 600 personas, entre técnicos, capataces, especialistas y preparadores físicos. El dispositivoBRIF cuenta con 10 bases repartidas en distintos puntos del país.

El Ministerio recuerda que el 95 por ciento de los incendios forestales se deben a la acción humana por lo que recuerda la importancia de no arrojar cigarrillos ni fósforos al suelo; no encender fuegos en el monte en épocas de riesgo. En caso de hacer quema recuerda que es preciso solicitar una autorización y extremar todas las precauciones en su ejecución.

También subraya que en época de riesgo no debe utilizarse maquinaria agrícola o forestal que pueda generar incendios y cumplir con las restricciones de acceso a zonas forestales en épocas de riesgo. En actividades agrícolas es preciso extremar las precauciones en el uso del fuego y en caso de ver un incendio avisar al 112 de manera inmediata.

 

 

Comentarios de Facebook