Compartir

Los estilistas y los ingenieros de DS Automobiles han imaginado cómo será el futuro del lujo en el automóvil, jugando con formas sorprendentes, materiales innovadores y tecnologías revolucionarias. El resultado es el DS X E-Tense, su visión para 2035, que recorrerá el centro de la capital de España. EL DS X E-Tense ha roto moldes con una línea asimétrica, puertas que se inspiran en las formas y el funcionamiento de los élitros de varias especies de insectos y faros que se desmaterializan hasta convertir a todo el vehículo en una fuente de iluminación. Se mueve gracias a dos motores eléctricos, uno en cada rueda delantera, que juntos, ofrecen una potencia de 540 CV, y  pueden llegar a alcanzar los 1.360 CV en una configuración para circuitos, desarrollada por DS Performance, el departamento de competición de la marca. No hay creatividad sin libertad. El equipo de diseño y los ingenieros de DS Automobiles se han liberado de limitaciones tecnológicas, cánones estéticos y prejuicios sobre determinados materiales para imaginar cómo será un automóvil de lujo en 2035. Fruto de ese ejercicio de imaginación, el DS X E-Tense prefigura un futuro sorprendente y sostenible, en el que la marca seguirá siendo sinónimo de altas prestaciones, innovación y cuidado por los detalles. Un futuro que llega a Madrid.

Continuando con la apuesta de DS Automobiles por la electrificación, la marca francesa ha abierto en toda su Red Comercial española, la posibilidad de realizar pedidos de su gama electrificada E-TENSE: el SUV compacto 100% eléctrico DS 3 CROSSBACK E-TENSE y DS 7 CROSSBACK E-TENSE 4X4, con tecnología híbrida plug-in. Se abre una nueva era en la ambiciosa estrategia de electrificación de la Marca, con una ofensiva en dos segmentos muy diferentes, basada en dos tecnologías de vanguardia que serán toda una referencia en materia de prestaciones, eficiencia y respeto al medio ambiente.  Gracias a la participación de DS Automobiles en la Fórmula E, sus modelos eléctricos e híbridos enchufables, ofrecen tecnología inspirada en las carreras. La fuerza de la Marca en este campeonato ha convertido a su escudería DS Techeetah en la ganadora del título de equipos y a su piloto Jean-Éric Vergne en el primer piloto en ganar dos títulos de Fórmula E.