Compartir

Es seguro que estas vacaciones muchos españoles las están pasando a la orilla del mar. Pues, queremos recordar que el salitre del mar y la arena de la playa pueden oxidar y rayar diferentes partes del vehículo, por lo que aconsejamos limpiarlo con regularidad los días de playa para evitar daños en cristales, carrocería y tapicería.

Si se frecuenta la playa, se recomienda realizar al menos una limpieza semanal del vehículo. Asimismo, insistimos en la importancia de mantener el coche limpio para garantizar una buena visibilidad y no comprometer la seguridad vial, especialmente en esta época del año donde se producen más desplazamientos.

Es aconsejable, en primer lugar, realizar la limpieza interior del vehículo, sacudiendo y aspirando las alfombrillas, además de utilizar las máquinas lava-alfombrillas para prevenir la aparición de bacterias en el coche. A continuación, es necesario aspirar todo el interior del vehículo y utilizar sopladores para sacar cualquier partícula de arena de los rincones más recónditos del coche.

Si la tapicería está manchada de salitre, se recomienda emplear las espumas secas que penetran entre los hilos del tejido haciendo aflorar la suciedad ya que contienen una protección antiestática para proteger la superficie, haciendo más duradera la limpieza.

En el caso de las tapicerías textiles, se debe aplicar el producto directamente sobre la tapicería y frotar con la ayuda de un cepillo limpio hasta generar una espuma generosa. Posteriormente se debe aclarar con un paño o esponja humedecidos. Para las tapicerías de cuero natural o sintético, se pulveriza el producto sobre la superficie a tratar y se frota con un paño seco hasta que la superficie alcance el brillo deseado.

Para una limpieza exterior óptima, es primordial prestar especial atención a la limpieza de los bajos, pasos de rueda, neumáticos y llantas donde se acumulan frecuentemente el salitre y los residuos de arena que también contienen restos de sal y podrían oxidar los elementos de metal del vehículo. El uso de cepillos en los boxes de lavado a presión o los cepillos lava-ruedas de los puentes de lavado facilitarán el lavado de las llantas con un resultado impecable.  Y, en esta época veraniega, también se recomiendan programas de lavado con champús anti-mosquitos, así como ceras para proteger el vehículo y mantenerlo limpio durante más tiempo, además de protegerlo frente a los rayos UVA.

También recomendamos aparcar de espaldas al mar, usar lonas protectoras, fundas para los asientos y alfombrillas de repuesto en verano, para minimizar el impacto de la arena y el salitre sobre el vehículo. E insistimos en la importancia de revisar la presión de los neumáticos con verificadores y medidores de la presión, teniendo en cuenta las recomendaciones del fabricante y la carga del vehículo. Si se toman estas medidas, su vehículo no tendrá desperfectos por oxidación.