Compartir

Notar el pelo cada vez más débil o verte en el espejo y ver cada vez más entradas, son síntomas que pueden significar que estés siendo víctima de la calvicie

La calvicie es un problema que afecta a un 25% de hombres de menos de 30 años y a casi el 50% de hombres a partir de los 50 años.  En mujeres es menos habitual, pero también hay casos.

Suele caerse primero por encima de la frente (las famosas entradas) y la coronilla, esto es la calvicie común, denominada androgenética, la cual suele ser frecuente por motivos de genética principalmente. También hay otras calvicies como la areata o cicatricial aunque estas son por causas menos comunes.

Los síntomas para saber si estás siendo víctima de la pérdida de pelo, los determinará un especialista dermatólogo del cuero cabelludo (tricólogo) debido a que hay factores como la época del año, el estrés o la alimentación que pueden provocar pérdidas de cabello puntuales. Aunque más abajo de este artículo verás algunas señas que pueden darte nociones de si estás perdiendo pelo.

En el caso de sufrir pérdida de pelo, existen soluciones cada vez más experimentadas como la técnica FUE, que trata de una incisión de forículos en un espacio milimétrico en el cuero cabelludo, que no dejan marcas visibles para el ojo humano. Este tipo de injertos los realizan los cirujanos plásticos especializados en la materia. También existen cirujanos plásticos low cost de esta cirugía del cabello en Turquía www.peloturquia.com

Señas que pueden darte pistas para saber si puedes estar sufriendo caída de cabello.

-La prueba de los 5 pelos: Si pasas la mano por el pelo y recoges 5 pelos o más, varias veces y varios días.

-Hasta la caída de 50 pelos diarios no habría que preocuparse en principio. Épocas como otoño, o primavera, podría ser normal que cayeran incluso más

 

Consejos para evitar la caída de cabello:

 

-Descansa lo suficiente: El estrés y las emociones influyen en nuestro organismo. Es fundamental el descanso para que el cuerpo pueda resetearse y estar en el mejor estado posible

-Cuida la alimentación: Somos lo que comemos. Se recomienda alimentos ricos en vitamina B3, B6 y B12.

-Aprovecha el lavado: Se recomienda masajear la cabeza con la yemas de los dedos para estimular el forículo y crezca sano y fuerte.

-Cepillate todas las noches: El motivo es porque estimulas la circulación y eliminas las células muertas del cuero cabelludo

-Reduce el uso de plancha: Las planchas deshidratan la melena y la vuelve débil.