lunes, 21 septiembre 2020 5:27

5 consejos para que el día de hacer la colada sea más fácil

Llegó el día de la colada, y todos en casa le tenéis un pavor que parece casi irracional. A veces puede ser algo absolutamente tedioso, pero en realidad se puede hacer algo totalmente sencillo si se siguen las indicaciones adecuadas. Nosotros queremos ayudarte con eso, por eso te hemos traído una colección con 5 consejos esenciales para hacer que el día de colada sea algo de lo más sencillo y fácil.

¿Hacer la colada con más facilidad? Sí, con estos consejos

De ser todo un rompecabezas, a convertirse en algo mucho más ligero y ameno. Puedes hacer que el día de colada sea un mero trámite y, además, que los resultados sean mucho mejores, con ropa más limpia, con menos arrugas y, además, con mejor olor. Para colmo, el esfuerzo que tendrás o tendréis que hacer en casa será menor. ¿Suena demasiado bien? Pues así es como se hace.

Planchar también es importante

Hacer la colada no es solo lavar la ropa, es encargarse de tratarlo absolutamente todo sobre ella. Una fase importantísima en este proceso es el planchado, ya que se encarga de que no quede ni una sola arruga y las prendas luzcan impecables. En ese sentido, es muy aconsejable que tengas una buena plancha, ya que es algo que logra facilitar el planchado muchísimo. Aparatos con plataforma de calor, con grandes depósitos de agua para el vapor y con un poco peso son ideales para que puedas hacer esto más fácilmente.

Recuerda, además, que hay prendas que son más delicadas y, por lo tanto, no conviene que la plancha entre en contacto directo con ellas. Para estas cosas, es recomendable usar un trapo liso, fino y limpio y usarlo como capa intermedia, además de bajar el calor de la plancha. Asimismo, es fundamental no encorvarse demasiado y mantener una buena postura al planchar, ya que así te ahorrarás problemas de espalda. Si prefieres comodidades, también puedes probar muebles de planchado, algo más lentos, pero que no requieren esfuerzo alguno.

Recuerda separar la ropa

La ropa debe separarse antes de ser introducida en la lavadora, ya que no hacerlo puede causar auténticos desastres por combinaciones de colores, prendas teñidas o, simplemente, ropa que no queda limpia. Lo mejor en este sentido es colocar por una parte la ropa oscura y, por otra, la ropa clara. Asimismo, dentro de estas divisiones, también es buena idea hacer coladas de prendas solo blancas o solo negras.

¿Por qué esto? Porque así puedes usar productos en concreto que limpian mejor cada tipo de prenda según su color. Además, te ahorras el riesgo de que algo destiña y manche otras prendas. Hay que gastar especial cuidado en este sentido con la ropa nueva, ya que suele soltar muchísimo color en el primer lavado.

Usa un suavizante con el aroma que realmente te guste

Seguramente recordarás cómo olía la ropa en casa cuando salía de la lavadora. Ahora, que te toca hacer eso mismo a ti, te aconsejamos que vayas al supermercado y huelas los diferentes suavizantes. Es importantísimo que escojas uno que te guste, ya que si no, no te sentirás tan a gusto cuando te pongas tu camiseta favorita o esa blusa que te queda tan bien.

Huelga decir que usar suavizante es fundamental. En primer lugar, porque hace que la ropa salga menos dura y sea más confortable. En segundo lugar, por ese olor con el que impregna las prendas, que puede ser de lo más agradable.

No tienes que plancharlo todo

Hay prendas que no necesitan plancharse. Es cierto que pasarlo todo por la plancha hace que al final toda la ropa luzca mucho mejor y, sobre todo, sin arrugas. Sin embargo, hay pequeños trucos que te permiten ahorrarte este paso, aunque no funcionan con todas las prendas. Algunas camisetas y pantalones, si se tienden adecuadamente y a buena temperatura, logran eliminar las arrugas sin que tengas que esforzarte.

Por otra parte está, también, el saber guardar la ropa. Una prenda mal doblada y mal guardada al final sacará a relucir todavía más arrugas. Sé especialmente meticuloso o meticulosa con esto, lo notarás.

Que todo el mundo ponga de su parte

Si sois varios en casa, todo el mundo debe colaborar en el día de la colada. Es más, es aconsejable que cada uno aprenda a separar la ropa y la prepara para cada lavadora que se vaya a hacer. Es una muy buena forma de aprender a hacer las cosas de forma totalmente independiente y sin ayuda de nadie y, además, te ayudará a ti también a acabar antes. En realidad, acabaréis todos antes y con más agilidad.

No necesitas más. Sigue estas indicaciones, ponedlas todos los de casa en práctica desde ya y, con el tiempo, comprobaréis que hacer la colada no tiene por qué ser algo traumático, ni algo que canse, ni nada por el estilo.