Compartir

1Plantear objetivos realistas

Nuestro cuerpo lleva semanas relajado y es algo a tener en cuenta: nuestros músculos han perdido fuerza y sobre todo, constancia. A la hora de volver a hacer deporte después del verano, es importante fijarse objetivos realistas y tomárselo con calma, de otra forma, aumenta el riesgo de sufrir lesiones y efectos negativos post ejercicio. Comenzar con una serie de ejercicios suaves y cortos e ir incrementando tanto el tiempo de la actividad como la intensidad poco a poco, son buenas formas de empezar.

Atrás