Quantcast

Cómo hacer unas alitas de pollo aliñadas increíbles

Vale que no es la receta más sana que puedas hacerte para comer. Pero, ya lo sabemos, la virtud está en el punto medio. Sin abusar, y muy de cuando en cuando, unas buenas alitas de pollo son una comida deliciosa ideal para compartir con la familia y los amigos. Eso sí, este no es un plato que se pueda improvisar de la noche a la mañana o sobre la marcha

Las alitas de pollo requieren una previsión de al menos 24 horas para que todo el proceso se pueda seguir correctamente. No es que sea una receta difícil ni mucho menos. Cualquiera con un manejo básico de la cocina será capaz de preparar unas alitas de pollo. Vamos a ver cómo se hacen. 

Ingredientes necesarios

alitas-pollo

Pongamos que vamos a cocinar alitas de pollo aliñadas para unas 4 o 6 personas. Para ese número de comensales necesitarás un kilo de alitas de pollo, a ser posible ya limpias y troceadas en la charcutería. Te ahorrarás un buen trabajo de esta forma.

Los demás ingredientes son los necesarios para hacer el aliño que les aporta a las alitas ese sabor tan peculiar. Coge papel y boli, y toma nota:

  • Orégano al gusto
  • Una hoja de laurel
  • Comino molido
  • Sal y pimienta negra
  • Un diente de ajo triturado
  • Cuatro cucharadas soperas de vinagre de vino blanco suave
  • 150 ml de vino blanco seco
  • Una cucharadita de pimentón dulce
  • Aceite de oliva virgen extra y harina para freír
  • Aceite de oliva virgen extra y harina para freír

Una vez que hayas comprobado que tienes todo eso en tu despensa, podemos ponernos manos a la obra.

Comentarios de Facebook