lunes, 21 septiembre 2020 6:11

Cómo conseguir unas uñas fuertes y largas que alarguen tus dedos

-

Para las mujeres, las uñas son un elemento muy importante de su estética y, por qué no, para estar a la moda. Sin embargo, muchas mujeres tienen el mismo problema con las uñasno les crecen lo suficientemente rápido o, cuando lo hacen, son débiles y se rompen al primer contacto.

En promedio, tus uñas crecen aproximadamente 1,5 pulgadas por año. Están hechas de fibras de proteína llamada queratina, también encontrada en tu cabello. En promedio, las uñas crecen más rápido en las personas menores de 30 años. Tu mano dominante generalmente cuenta con un crecimiento de uñas más prominente que tu mano menos dominante. Por lo tanto, promover el crecimiento de uñas es tan simple como hacer unos pocos cambios simples en tu estilo de vida.

Una de las maneras más comunes en que una mujer innove su look y haga constantes cambios, son las manos, susceptibles a varios estilos y tendencia de moda, a la mayoría le preocupa tener unas uñas largas y fuertes.

Estas reflejan la personalidad de una mujer, así que la manera de tenerlas más largas, siempre habla bien de ellas. Sin embargo, tenerlas muy cortas y débiles pueden ser un verdadero problema.

1
Algunas causas que ocasionan el deterioro de las uñas

Para poder atacar un problema, primero es bueno saber la causa de su aparición. En el caso de las uñas, existen algunos hábitos o actividades que pueden dañarlas y evitar que crezcan sanas y fuertes. Algunas de las razones por las que tal vez no crecen como quisieras son:

  • Morderlas.
  • Utilizar detergentes o artículos de limpieza sin guantes.
  • Abrir botellas o tapones con ellas.
  • Una dieta pobre en vitaminas.
  • Hacer tareas de jardín sin guantes.
  • Falta de higiene.
  • Infecciones como hongos.
  • No consumir minerales.

Aprender a conocer las causas del deterioro de esta zona es de vital importancia para prevenir o atajar enfermedades. El doctor Vicente Delgado, dermatólogo de la AEDV y profesor de Dermatología de la Universidad de Granada, apunta, además, que muchos de los tópicos más escuchados acerca de las uñas no son ciertos.

Atrás