Quantcast

Docenas de mamíferos podrían ser susceptibles al virus del COVID-19

Numerosos animales podrían ser vulnerables al SARS-CoV-2, el virus que causa el COVID-19, según un gran estudio que modela cómo el virus podría infectar las células de diferentes animales, dirigido por investigadores de la University College de Londres (Reino Unido).

El estudio, publicado en la revista ‘Scientific Reports’, recoge evidencia de que 26 animales que regularmente están en contacto con personas pueden ser susceptibles a la infección.

Los investigadores investigaron cómo la proteína de punta del SARS-CoV-2 podría interactuar con la proteína ACE2 a la que se adhiere cuando infecta a las personas. El objetivo de la investigación era determinar si las mutaciones de la proteína ACE2 en 215 animales diferentes, que la diferencian de la versión humana, reducirían la estabilidad del complejo de unión entre la proteína del virus y la proteína del huésped.

La unión a la proteína permite al virus entrar en las células del huésped; si bien es posible que el virus pueda infectar a los animales por otra vía, es poco probable, basándose en las pruebas actuales, que el virus pueda infectar a un animal si no puede formar un complejo de unión estable con la ECA2.

Los investigadores descubrieron que para algunos animales, como las ovejas y los grandes simios (chimpancé, gorila, orangután y bonobo, muchos de los cuales están en peligro de extinción en el medio silvestre), las proteínas podrían unirse con la misma fuerza que cuando el virus infecta a las personas. Algunos de los animales, como las ovejas, aún no han sido estudiados con pruebas de infección, por lo que esto no confirma que el animal pueda efectivamente estar infectado.

“Los animales que identificamos podrían estar en riesgo de brotes que podrían amenazar a las especies en peligro de extinción o dañar los medios de subsistencia de los agricultores. Los animales también podrían actuar como reservorios del virus, con la posibilidad de reinfectar a los seres humanos más adelante, como se ha documentado en las granjas de visones”, explica la autora principal, la profesora Christine Orengo.

El equipo de investigación también llevó a cabo análisis estructurales más detallados para ciertos animales, a fin de comprender mejor cómo los riesgos de infección pueden diferir entre las distintas especies animales. Comparando sus conclusiones con otros datos experimentales, establecieron umbrales para predecir qué animales corren el riesgo de infección y cuáles es más probable que no puedan ser infectados.

Descubrieron que la mayoría de las aves, peces y reptiles no parecen estar en riesgo de infección, pero la mayoría de los mamíferos que examinaron podrían estar potencialmente infectados. “Los detalles de la infección en el huésped y la gravedad de la respuesta son más complejos que las interacciones de la proteína punta con la ACE2, por lo que nuestra investigación continúa explorando las interacciones que implican a otras proteínas del virus huésped”, añade Orengo.

Los hallazgos del equipo coinciden en su mayoría con los experimentos realizados en animales vivos y con los casos de infecciones reportados. Predicen posibles infecciones en gatos domésticos, perros, visones, leones y tigres, todos los cuales han tenido casos reportados, así como hurones y macacos, que han sido infectados en estudios de laboratorio.

Comentarios de Facebook