Quantcast

Biofisica Vizcaya albergará el crio-microscopio electrónico “más avanzado del momento”

El consejero de Educación, Jokin Bildarratz, ha visitado este miércoles las instalaciones del centro de investigación Biofisika Bizkaia, en el Parque Científico UPV/EHU, en Leioa, que albergarán en otoño de 2021 un crio-microscopio electrónico de alta resolución de última generación, “el más avanzado del momento, y el más establecido en la investigación científica a nivel mundial”, según ha destacado la Consejería de Educación.

Para ello, el Gobierno Vasco ha aprobado en su último Consejo de Gobierno, celebrado este pasado martes, una subvención de 4.453.791 euros para la Fundación Biofisika Bizkaia. Se prevé que la nueva infraestructura estará instalada en Leioa en otoño de 2021.

Durante la visita, el consejero ha conocido de primera mano las instalaciones en las que se ubicará el nuevo equipamiento, así como la labor que realiza este centro de investigación de excelencia en el campo de la biofísica molecular y celular de biomembranas.

En el acto han participado igualmente la rectora de la UPV/EHU, Nekane Balluerka, el viceconsejero de Universidades e Investigación Adolfo Morais, la directora de Investigación y presidenta del Patronato de la Fundación Biofisika Bizkaia, Amaia Esquisabel, así como el director científico del centro, Iban Ubarretxena.

Según han explicado desde el Departamento de Educación, la crio-microscopía electrónica (CrioME) es una técnica microscópica que permite la visualización y la determinación, a alta resolución, de la estructura de muestras biológicas (proteínas, ácidos nucleicos, complejos macromoleculares, orgánulos, células y tejidos) en un entorno fisiológico utilizando microscopios electrónicos (ME).

En la actualidad, han destacado, ninguna región del sur de Europa dispone de dicha tecnología. El crio-microscopio electrónico que se instalará en Euskadi estará equipado con una fuente de electrones, sistemas “innovadores” para garantizar la calidad de imagen, y un detector “revolucionario” que permitirá a la comunidad de biólogos estructurales y celulares del País Vasco visualizar la estructura de proteínas, virus, células y tejidos a una resolución “sin precedentes”.

Estas estructuras sentarán las bases para desarrollar nuevas estrategias terapéuticas contra las enfermedades provocadas por el SARS- CoV-2 y el VIH, diferentes tipos de cáncer, o enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer y el Parkinson.

Los avances “espectaculares, tecnológicos y de software” que se han dado durante la última década han impulsado la CrioME hasta provocar “una auténtica revolución” en la biología estructural a escala mundial, y ha permitido, entre otros avances, determinar la estructura de las proteínas de la cubierta del SARS-CoV-2, fundamental para la investigación en el desarrollo de la vacuna frente al coronavirus.

En ese sentido, la imagen del SARS-CoV-2 que tanto se ha popularizado en los últimos meses (una esfera rodeada de “espinas” formando una “corona”) se ha podido ver gracias a crio-microscopios electrónicos como el que adquirirá el BERC Biofisika Bizkaia, han precisado desde Educación.

A día de hoy, la gran mayoría de los países avanzados ya han incorporado estas tecnologías “disruptivas” para dar soporte a la investigación de excelencia en biología estructural con aplicaciones en biomedicina.

El crio-microscopio permite que la red de microscopía vasca experimente “un avance sustantivo, incorporando la capacidad de resolver estructuras biológicas a alta resolución”, según la Consejería de Bidarratz.

En un contexto donde las tecnologías de crioME han evolucionado “de manera radical”, la implementación de esta infraestructura, con la adquisición de un crio-microscopio electrónico de alta resolución de última generación, permitirá determinar estructuras moleculares y celulares relacionadas con enfermedades para comprenderlas y después combatirlas de manera efectiva.

El criomicroscopio electrónico se ubicará en el BERC Fundación Biofisika Bizkaia, dentro de la estructura BREM (Basque Resource for Electron Microscopy).

BREM incorporará tecnología disruptiva de crioME de última generación y será accesible a los grupos de investigación que investiguen en este ámbito, y que pertenezcan a otros BERC, CIC, universidades, Centros de Investigación Sanitaria, y a Centros Tecnológicos y de Innovación, así como a las empresas del sector, ha precisado Educación.

La incorporación de esta nueva tecnología tendrá “un impacto transformador en la Red Vasca de Ciencia, Tecnología e Innovación (RVCTI), e impulsará nuestro desarrollo tecnológico en biociencias y biomedicina como parte de la estrategia RIS3 Euskadi 2030”, ha subrayado.

BIOFISIKA BIZKAIA

Biofisika Bizkaia FBB – Fundación Biofisika Bizkaia es un centro de investigación de excelencia BERC creado en 2007 conjuntamente por el Gobierno Vasco y la Universidad del País Vasco con el objetivo promover la investigación de excelencia en el campo de la biofísica molecular y celular de biomembranas.

La misión de la Fundación Biofisika Bizkaia es promover un programa multidisciplinar de investigación de vanguardia y excelencia traslacional tanto a nivel molecular como celular en el campo de la biofísica, con aplicación en áreas de biotecnología y salud.

El objetivo del centro es servir como un puente para acercar el interés de la investigación básica en biofísica a sectores productivos y de servicio de nuestra sociedad.

Desde su creación, este centro ha mantenido un alto nivel en el campo de la investigación básica en membranas biofísicas, que en la actualidad se está abriendo hacia otros campos como la biofísica celular y de sistemas.

Actualmente el Instituto Biofisika Bizkaia acoge a más de un centenar de científicos de la UPV/EHU, Ikerbasque y CSIC y su labor se centra, específicamente, en identificar los mecanismos físicos y químicos que subyacen al metabolismo celular, la comunicación entre células y la invasión celular por los virus, el aprendizaje y la memoria en el cerebro, y el control de la remodelación de tejidos durante el desarrollo animal y humano.

Este conocimiento permite al centro investigar nuevas estrategias terapéuticas como en el desarrollo de vacunas contra el VIH y, más recientemente, el SARS-CoV-2, o el desarrollo de fármacos contra los trastornos cerebrales como la epilepsia, y las enfermedades neurodegenerativas.

Comentarios de Facebook