Quantcast

En 2030 la sepultura quedará más lejos: los españoles seremos perpetuos

En España solemos presumir de varias cosas. Nuestro sol y nuestras playas, nuestra comida y que somos el segundo país más longevo del mundo. Tras Japón, los españoles viven de media 83 años, mientras que los japonenses suelen fallecer a la edad media de 83,9 años. En cuanto a las mujeres españolas, ellas tienen una vida media de 85,8 años, esto es lo que dice el informe de salud de la OCDE que se actualiza cada año

El medio especializado The Lancet ha publicado un informe con la esperanza de vida media en el año 2030 y tenemos buenas noticias. Las mujeres españolas alcanzarán para dentro de una década una edad media de 88,03 años, esto significa un aumento muy considerable, mientras que en los hombres esta edad media descendería a los 83,47, un número prácticamente igual al de ahora.

España ya no ocupará el Top 3 en 2030

Estos datos están tomados de un estudio realizado a partir de una técnica estadística que se utiliza para predecir el tiempo. Es una investigación que va a partir de porcentajes y que nos dice que las personas tienen un porcentaje de posibilidades de superar cierta edad, sin embargo, cuanto más avancemos en la edad, ese porcentaje va a irse reduciendo. Por ejemplo, en la edad media española actual, significa que gran parte de los españoles llega a los 83 años. También hay personas mucho mayores y personas que mueren antes.

Puede ser que el 90% de los españoles llegue a los 65 años. Pero a los 80 pueden llegar el 70% y a los 83 el 60%, así es como funciona este estudio que pone de manifiesto que, si la edad media sigue en aumento, vamos a tener que replantear el, ya en peligro sistema, de pensiones. Estos cambios pueden darse retrasando la edad de jubilación, ya que cada vez más españoles a los 65 están en condiciones de seguir trabajando. En este informe, los investigadores optan por proponer un sistema de transición gradual a la jubilación en donde a partir de cierta edad, los trabajadores vayan dejando de hacer ciertas funciones y cobrando algo de jubilación, pero también cobrando parte de la empresa. Un sistema mixto que puede tener éxito.

Otro de los datos del estudio es que los investigadores han analizado la esperanza de vida de los que cumplirán los 65 años en 2030. El objetivo del estudio han sido 35 países de todos los continentes. En este año 2030 las mujeres vivirán 24 años más de media en 11 países de los 35 estudiados. Por su parte, los hombres tendrán 20 años más de media en 22 de los 35 países. El gráfico entre 2020 y 2030 tiene un cambio en el ránking sorprendente. Japón ya no será en 2030 el país más longevo del mundo según estas estadísticas.

Corea del Sur a la cabeza en 10 años

Las mujeres de Corea del Sur alcanzarán 90,8 años de media. A día de hoy en ese país las mujeres tienen una esperanza de 85,7 años. Este país asiático va a dar un salto muy importante en cuanto a calidad de vida. En este sentido para que se produzca un salto de años tan grande en tan solo una década. Francia, que actualmente está en cuarto lugar por detrás de España, conseguirá que sus mujeres tengan una esperanza media de 88,6 años. Mientras que Japón pasará a la tercera posición con 88,4 años. Las mujeres españolas aumentan su vida media pero ya no estaremos entre los tres primeros del mundo

En cuanto a la longevidad de los hombres, Corea del Sur también liderará el ranking con una esperanza media de 84,1 años de media. Seguido por un sorprendente Australia con 84 años. Los hombres suizos desbancan a Japón del podio y también con 84 años se coloca tercero en longevidad masculina en 2040.

A día de hoy muchos expertos mantienen que el límite superior de esperanza de vida media es de 90 años. Según este estudio, esa barrera en 2030 se habrá roto. Hay que tener en cuenta que para conformar la edad media de vida se tienen en cuenta a todas las personas que mueren antes de esa edad y a todas las que mueren después de esa edad y es esa media la que nos da los años. Si de verdad se llegan a los 90 años de media, muchas personas que hoy tienen 80 años o más van a vivir hasta más allá de los 100 años.

Aunque esto sea muy bueno de cara a la longevidad, pone en peligro no solo los sistemas de pensiones. También están en peligro los sistemas de salud y asistencia social, ya que, centrándonos en España, la pirámide está claramente invertida. En 10 años puede suponer que, si no se ha moderado la curva hacia abajo, es decir, si no hacemos que haya más jóvenes que mayores, el sistema será insostenible. Vamos camino de ello y parece que nadie es consciente de eso.

Comentarios de Facebook