sábado, 26 septiembre 2020 8:38

Cenas de 200 calorías que te alimentarán y no arruinarán tu dieta

-

¡Maldición!, es lo que dices constantemente cuando ves tu figura y te das cuentas que sigue estando redonda y que tu dieta no ha dado resultados. Esa palabra se vuelve a repetir cuando a través de las redes sociales te percatas que, cada vez más, hombres y mujeres se suman a un régimen alimenticio que les deja el cuerpo perfecto: chocolates que no son precisamente los que se comen, bíceps, tríceps bien trabajados. Ves en las mujeres un abdomen con oblicuos semi-marcados que las hacen destacar como una Barbie, ¿por qué a mí?, es lo que exclamas.

Tratas de huir cuando te invitan a la playa e intentas esa dieta de la vecina que tanto le funcionó y para ti los resultados no fueron los mismos. Te arrinconas en una esquinita de tu casa con una bolsa de galletas en la mano despechada por no poder lucir el bikini de tus sueños.

Como una forma de contribuir a que te desinhibas y salgas a la calle como Dios te trajo al mundo, se han recopilado comidas suculentas menores a las 200 calorías para que tus cenas sean ligeras pero que generen saciedad en tu cuerpo. Deberías tener en cuenta en no sustituir una comida sustanciosa en la mañana por el café con leche. Se está hablando de la comida más importante y que te aportará la energía que necesitas para afrontar el día.

1
Brócoli con vinagreta de tomates secos (183 kcal)

brocoli-cena-dieta

El brócoli es uno de los alimentos alabados por los italianos gracias a su riqueza nutritiva. Una ración de 200 gramos de brócoli en tu dieta aporta a tu organismo buenas cantidades de vitamina C. Contiene también ácido fólico y vitamina A. Por ser un vegetal, muchos individuos, por desconocimiento manifiestan que no tiene buen sabor. Una aseveración completamente falsa. Si sabes prepararlo, chuparás tus dedos.

Para elaborar el plato que ves en la foto necesitarás 500g de brócoli, ocho tomates secos, un diente de ajo, unas semillas de sésamo, unas hojas de perejil, aceite de oliva, vinagre y sal, ¿cómo lo vas a hacer?

En un período de dos horas deja los tomates a remojar en agua templada. Posteriormente, el brócoli debes llevarlo al vapor por 10 minutos. Saltea el ajo y el tomate en un sartén con una cucharada de aceite.

Es el momento de hacer la vinagreta. Es importante mezclar una cucharada de aceite junto con una de vinagre y un toque de sal. Paso siguiente, incorpora el ajo y tomate a la emulsión realizada con antelación.

Para finalizar, pones el brócoli en un plato y con la vinagreta se adereza. Pasamos al siguiente.

Atrás