Compartir

1Llevar el trabajo o los proyectos escolares al día

Normalmente los nuevos propósitos los solemos hacer a principios de año, como dice el dicho: “año nuevo, vida nueva”. Pero hay veces que nuestras buenas intenciones caen en saco roto y no somos capaces de llevarlas a cabo.

Pues no te preocupes, porque el año es muy largo y sus doce meses dan para mucho. Proponemos el mes de septiembre como un nuevo punto de partida para conseguir todas esas metas que desde enero llevamos posponiendo. Además, el noveno mes del año es perfecto porque vuelves de vacaciones o te incorporas al curso escolar. Así que ya sabes, nunca es tarde.

Llevar el trabajo o los proyectos escolares al día

Cada año cientos de estudiantes se proponen llevar todos los trabajos y los exámenes al día. Es una buenísima intención que poco se cumple. Aprende de los errores e intenta organizar mejor las horas del día para que a final de curso no vengan las prisas. Si te haces un buen horario puedes compaginar perfectamente horas de estudio o de proyectos laborales con las cañas y los amigos.

Atrás