Compartir

Tanto el internet como los móviles se han vuelto fundamentales en el desarrollo de nuestra vida diaria. Por ello, ya nadie subsiste con estos dos elementos en sus vidas. Además actualmente casi todos los trabajos de oficina se desenvuelven en las redes y casi es necesario estar conectado a ellas constantemente para controlar los flujos de tus servicios. Las compañías de internet saben de su importancia, por ello los precios que ofertan cada vez suben más y más. Si deseas aprender como ahorrarte algunos euros de más de sus facturas, aquí te explicaremos los mejores secretos que puedes hacer para controlarlas. Toma nota de todos ellos, te serán muy útiles a final de mes.

Comparar diferentes tarifas

Cuando nos mudamos o damos los primeros pasos para independizarnos, una de las primeras cosas que se nos viene a la cabeza es instalar el internet. Muchos nos apresuramos a contratar la primera compañía que se nos pasa por la cabeza. Quizá la trampa está ahí, en lo necesario que se ha convertido este servicio para muchos de nosotros. Por ello, es útil que antes de correr hasta la oficina más cercana de una de las tiendas de internet famosas pongamos sobre la mesa todas las opciones a las que podemos acceder. Por eso lo más importante es analizar cuáles son tus necesidades y qué compañía se adapta mejor a ellas. Una forma fácil y rápida de poder ver todas las tarifas que existen y cuáles son las mejores para tu caso es a través de la página web Selectra que puedes encontrar Aquí. Gracias a estas webs podemos acercarnos a las ofertas que se amoldan más a nuestras necesidades y así no temer por gastar más de lo que requerimos a final de mes.

Decidir si optas por diferentes compañías para los dos servicios o integrarlos

Una moda muy común en todas las compañías es ofrecer packs de servicios que a primera vista parece que nos hagan ahorrar más que si escogemos estos servicios por separado. Aunque no lo parezca, quizá es más rentable escoger el internet en un sitio diferente del que tenemos contratado el móvil. A veces esto puede ser la opción más rentable para nosotros, así que ten en cuenta que puedes coger estas dos prestaciones de forma separada. Analiza todas las diferentes ofertas que ofrecen las compañías a través de Selectra, te será útil para ahorrarte unos euros de más en las facturas.

Utiliza las apps

Cuando ya has elegido el mejor servicio que se adapte a tu modo de vida, ya puedes gozar completamente del internet y del móvil sabiendo que no gastarás de más. Pero aún así, si eres precavido con ello mucho mejor. Por eso, existen diferentes apps que están especializadas en ayudarte a controlar que la factura no se te pase de la raya. Además todas ellas son completamente gratuitas, así que no te costará nada de dinero obtenerlas. Si consigues hallar la perfecta para ti, será todo un descubrimiento. Así no sufrirás por los desvaríos en las facturas a finales de mes.

Evita las llamadas de números extraños

Aunque parezca mentira hay algunos teléfonos que intentan colarnos sus llamadas para conseguir algo de dinero. Son los llamados números de tarificación adicional y acostumbran a ser una ruina para sus usuarios. Estos conceden una fuente de ingresos para muchas de las compañías que los instalan. Entre ellos podemos encontrar los números que comienzan por 901 y que se caracterizan por implicar que el usuario de ellos acabe pagando parte de la llamada. Por otro lado nos encontramos por los que empiezan por 902, estos son aún peores que los ya citados y lo que hacen es hacerte responsable de todos los costes de la llamada. A parte de estas dos que son las más conocidas, también están las líneas de 803, 806 y 905 que directamente son extremadamente caras. En cambio, los que se caracterizan por tener un 900 o un 800 son completamente gratuitos. Si requieres llamar a una empresa que tiene uno de estos números debes saber que por ley están obligados a tener un teléfono que no sea de coste. Así que si navegas por la red seguro que acabas encontrándolo y ahorrarte todo el dinero extra que te harán pagar por realizar una simple llamada.

Utiliza el sentido común

Esta es la parte más obvia de los consejos. No debes apresurarte y contratar una tarifa muy barata si tienes unas necesidades que no se adaptan a ella. A la larga esto te puede salir mucho más caro de lo que imaginas, así que ten en cuenta el uso que harás de los servicios. Actualmente nuestras vidas giran alrededor del mundo de las conexiones así que tenlo presente en tus facturas.